Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Emiratos Árabes Unidos: Recluidas en secreto tres mujeres por unos tuits

Panorámica de la ciudad de Dubai, en los Emiratos Árabes Unidos, un país que mantiene una fuerte represesión a la disidencia política. © AI.

Tres mujeres que llevan casi tres semanas detenidas en régimen de incomunicación están expuestas a sufrir tortura y malos tratos y deben ser puestas en libertad con urgencia, ha manifestado Amnistía Internacional, calificando la situación de espeluznante muestra de represión por parte de Emiratos Árabes Unidos (EAU).

Se trata de tres hermanas que desaparecieron tras haber sido citadas en una comisaría de policía de Abu Dabi, el pasado 15 de febrero, para ser interrogadas a raíz de que hubieran hablado de su hermano, que es preso de conciencia, en las redes sociales.

“Es evidente que las autoridades están tomando medidas punitivas contra estas mujeres por haberse expresado en Twitter para llamar la atención sobre el juicio injusto de su hermano –ha señalado Philip Luther, director del Programa de Amnistía Internacional para Oriente Medio y el Norte de África–. Tras publicar un tuit en el que decía: “echo de menos a mi hermano”, Asma Khalifa al-Suwaidi y sus dos hermanas fueron citadas por la policía y ahora han desaparecido, como si se las hubiera tragado un agujero negro.”

“Las autoridades deben reconocer que los intentos de silenciar a quienes expresan críticas y de aplastar la libertad de expresión recurriendo a tácticas totalmente represivas resultarán contraproducentes. No pueden detener de manera arbitraria a activistas o a familiares suyos y tenerlos encerrados indefinidamente y sin cargos por capricho. Estas mujeres deben ser puestas en libertad de inmediato y sin condiciones, al igual que todas las demás personas detenidas únicamente por expresarse pacíficamente.”

Las tres mujeres –Asma, Mariam y Alyaziyah Khalifa al-Suwaidi– habían emprendido una campaña pacífica online en favor de su hermano, Issa al-Suwaidi, quien forma parte de un grupo de 69 personas que fueron declaradas culpables en el denominado juicio de “los 94 de Emiratos Árabes Unidos”, injusto proceso judicial masivo celebrado en 2013 contra detractores del gobierno y reformistas.  

Acudieron a la comisaría de policía para su interrogatorio y no regresaron ya a casa. No se han puesto nunca en contacto con su familia. Su madre recibió al día siguiente una breve llamada telefónica de alguien que dijo ser miembro de los servicios de Seguridad del Estado y que, sin darle más información, le dijo: “Sus hijas están bien”.

Se cree que se niega a las tres hermanas el acceso a un abogado. A juzgar por casos que Amnistía Internacional ha documentado, las personas bajo custodia de los servicios de Seguridad del Estado están por lo general recluidas en centros de detención secretos, donde se las mantiene en régimen de incomunicación durante semanas o meses, sin acceso a sus familias ni a abogados, y donde a menudo son torturadas o sometidas a otros malos tratos. 

Las hermanas figuran entre los diversos familiares de personas condenadas en el juicio de “los 94 de Emiratos Árabes Unidos” que  han sido objeto de hostigamiento, intimidación o detención tras haber criticado el juicio o difundido las denuncias de tortura en Twitter. A algunos de ellos les han prohibido viajar o les han confiscado el pasaporte. 

“Aunque intente venderse como uno de los Estados más abiertos y progresistas de la región, EAU tiene una oscura historia de represión implacable de la disidencia –ha afirmado Philip Luther–. Las autoridades están haciendo casi imposible expresar pacíficamente críticas online sin sufrir las consecuencias”.

EAU ha detenido arbitrariamente a decenas de detractores del gobierno y activistas que pedían reformas desde 2011, y sometido a muchos largos periodos de reclusión en régimen de incomunicación y, en algunos casos, a desaparición forzada. Para más información, véase ‘There is no freedom here’: Silencing dissent in the UAE'.

Cómo puedes ayudar