Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Detenido de nuevo un destacado activista de derechos humanos

Londres.- Amnistía Internacional ha expresado hoy 24 de enero su gran preocupación por la detención del doctor Mudawi Ibrahim Adam, destacado activista de derechos humanos sudanés y presidente de la asociación humanitaria Organización para el Desarrollo Social de Sudán.

 

Miembros del Departamento de Información y Seguridad Nacional detuvieron al doctor Mudawi Ibrahim Adam y a un amigo suyo, Salah Mohamed Abdelrahman, en el domicilio de su familia en el pueblo de Kondua, en Kordofan septentrional, a las 11 de la noche del domingo 23 de enero. No se han explicado los motivos de su detención y hasta el momento nadie ha tenido acceso a los detenidos. Según informes, los llevaron a la sede del Departamento de Seguridad Nacional en Umburua, localidad de Kordofan septentrional.

 

 “Ambos individuos deben tener acceso inmediato a familiares y abogados y recibir toda la asistencia médica que puedan necesitar. La detención en régimen de incomunicación ha creado las condiciones propicias para que el Departamento de Seguridad Nacional sudanés cometa numerosos actos de tortura” afirma Kolawole Olaniyan, director del Programa Regional para África de Amnistía Internacional.

 

Asimismo Amnistía Internacional ha expresado inquietud por el hostigamiento constante al que se ven sometidos en Sudán el personal de la Organización para el Desarrollo Social de Sudán y los activistas de derechos humanos en general.

 

El doctor Mudawi Ibrahim Adam ya había sido detenido con anterioridad: el 28 de diciembre de 2003 fue abordado por miembros del Departamento de Seguridad Nacional cuando regresaba de Darfur, donde la organización que preside se dedica a procurar ayuda humanitaria a los civiles desplazados. Posteriormente fue acusado de “delitos contra el Estado”; entre las pruebas presentadas en su contra había documentos públicos de Amnistía Internacional encontrados en su poder. Amnistía Internacional lo adoptó como preso de conciencia. Todos los cargos en su contra fueron retirados en agosto de 2004.

 

El 10 de septiembre de 2004, Adib Abdel Rahman Yusuf, director de la oficina de la Organización para el Desarrollo Social de Sudán en Zalingei, estado de Darfur Occidental, fue detenido en Jartum, la capital sudanesa, por agentes del Departamento de Información y Seguridad Nacional. Desde entonces permanece recluido en régimen de incomunicación, sin estar acusado de delito alguno, en la sección política de las dependencias de dicho departamento en Jartum. Amnistía Internacional lo considera preso de conciencia, es decir, persona detenida exclusivamente por el pacífico ejercicio de su ocupación legítima.