Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Deben investigarse las violaciones cometidas por la policía a pesar del indulto de los manifestantes

Protesta en Ucrania. © VIKTOR DRACHEV/AFP/Getty Images

Las violaciones de los derechos humanos de las personas que han participado pacíficamente en las manifestaciones que han sacudido Ucrania en el último mes deben investigarse exhaustivamente, ha dicho Amnistía Internacional en un informe que se publica hoy.

A la organización le preocupa que el indulto colectivo de los manifestantes detenidos en estas manifestaciones se utilice para restar importancia a los abusos cometidos por la policía.    

“Si bien las personas acusadas de delitos administrativos o penales durante las manifestaciones han sido indultadas, esto no exime a las autoridades de Ucrania de su responsabilidad en las violaciones de derechos humanos que han tenido lugar en el último mes”, ha dicho Heather McGill, investigadora de Amnistía Internacional sobre Ucrania.


“Los sucesivos gobiernos ucranianos no han abordado las deficiencias sistémicas que están profundamente arraigadas en la actuación policial y en el sistema de justicia penal del país. Es de máxima importancia que se los perpetradores de violaciones de derechos humanos rindan cuentas.”

El informe, titulado EuroMaydan: Violaciones de derechos humanos durante las manifestaciones en Ucrania, examina las violaciones de derechos humanos cometidas por el gobierno en su intento de restringir el derecho a la libertad de reunión durante el pasado mes. En él se expone el uso excesivo de la fuerza por los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley, los juicios injustos y el hostigamiento de quienes han denunciado el brutal trato recibido. 

Cientos de miles de personas se han manifestado –en la mayoría de los casos pacíficamente– en Kiev y otras ciudades de Ucrania desde el 21 de noviembre, cuando el gobierno anunció que interrumpía los preparativos para la firma de un Acuerdo de Asociación con la UE días antes de la fecha prevista para su firma. 

Decenas de manifestantes han sido acusados de delitos administrativos o penales; al menos una decena ha pasado varios días detenidos tras actuaciones judiciales en las que no se han protegido sus derechos ni se han respetado las leyes ucranianas. 

Amnistía Internacional ha vigilado el cumplimiento de las normas de derechos humanos por parte de las autoridades desde el comienzo de las protestas y ha entrevistado a más de una veintena de víctimas de violaciones de derechos humanos, así como a sus familiares y a sus abogados.   

Cómo puedes ayudar