Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Deben investigarse con urgencia los métodos policiales tras el uso de medios letales en Misuri

La policía lanza gases lacrimógenos para dispersar las protestas en Ferguson, Missouri, después de la muerte de Michael Brown © EPA

Además de realizar con prontitud una investigación exhaustiva, independiente e imparcial sobre las denuncias relativas a la muerte de un adolescente desarmado en Misuri por disparos de la policía, debe investigarse sin demora el uso de tácticas de mano dura para disolver la oleada de protestas que se vienen sucediendo a raíz de ello, ha manifestado Amnistía Internacional.

“Lo que urge hacer son investigaciones efectivas sobre la situación increíblemente tensa provocada por la muerte a tiros de Michael Brown, no inflamarla aún más”, ha explicado Erika Guevara-Rosas, directora de Amnistía Internacional para América.

“Deber hacerse rendir cuantas a todo agente de policía sospechoso de cometer actos ilegítimos, sometiéndolo a una investigación efectiva y, si está justificado, a procesamiento.”

Hacer uso excesivo de la fuerza para reprimir protestas es inaceptable. La policía de Ferguson debe observar lo dispuesto en la Constitución de Estados Unidos y en las normas internacionales sobre el uso de la fuerza y de armas de fuego. Tiene que permitirse a los vecinos hacer ejercicio pacífico de su derecho a la libertad de expresión y no debe impedirse a los periodistas realizar su trabajo.”

Amnistía Internacional hace este llamamiento tras haber vuelto a utilizar la policía anoche gas lacrimógeno y balas de goma para disolver una manifestación en Ferguson, barrio marginal de San Luis donde, el 9 de agosto, murió adolescente afroamericano desarmado, Michael Brown, por disparos de un agente de policía. Según los medios de comunicación, la policía detuvo al menos a 10 personas durante la protesta de anoche, así como a dos periodistas que estaban cubriendo la noticia ayer por la tarde.

El 13 de agosto, Amnistía Internacional Estados Unidos escribió al Departamento de Policía de Ferguson para expresar honda preocupación por la muerte a tiros de Michael Brown y el uso de gas lacrimógeno y balas de goma en una manifestación celebrada el 11 de agosto para protestar por ella.

Las normas internacionales sobre el uso de la fuerza y de armas de fuego disponen que la policía debe aplicar medios pacíficos antes de recurrir a la fuerza. El uso letal de armas de fuego intencionadamente sólo es permisible si resulta del todo inevitable para proteger la vida.