Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Debe permitirse que el TPI inicie procesamientos por crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad

Londres/Madrid.- El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) debe remitir de inmediato la situación de Sudán al Tribunal Penal Internacional (TPI), en vista de las conclusiones de la comisión de investigación de la ONU. Estados Unidos, China y Rusia, en particular, deben dejar a un lado sus reservas sobre el TPI para llevar la justicia a los habitantes de Sudán.

“Los crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad cometidos en Darfur no son menos graves que el genocidio”, ha manifestado Claudio Cordone, director general de los Programas Regionales de Amnistía Internacional, en respuesta a las conclusiones de la comisión de investigación. Esta comisión, compuesta por cinco miembros, fue establecida por el secretario general de la ONU, Kofi Annan, para examinar la situación de los derechos humanos en la región de Darfur, en Sudán.

Amnistía Internacional pide al Consejo de Seguridad de la ONU que no sólo remita la situación de Sudán a la jurisdicción de la Corte Penal Internacional, sino que respalde también una estrategia general y a largo plazo para llevar ante la justicia a todos los responsables de los crímenes. La organización pide asimismo a China y Rusia que dejen de armar a los asesinos y que permitan que el embargo de armas existente para Darfur se amplíe para incluir al gobierno de Sudán.

En septiembre, una delegación de Amnistía Internacional que visitó Sudán, encabezada por la secretaria general de la organización, Irene Khan, escuchó testimonios de primera mano sobre atrocidades, relatados por desplazados en campos y poblados del oeste de Darfur y en Nyala, en el sur de Darfur. La organización lleva mucho tiempo documentando los abusos graves y constantes contra los derechos humanos, incluidos crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad, cometidos en el contexto de los conflictos internos de Sudán.

Amnistía Internacional pidió el establecimiento de una comisión de investigación de la ONU, y aplaude el informe presentado por ésta, pero ahora es preciso emprender acciones inmediatas sobre sus conclusiones.

Actúa frente al gobierno de Argentina

Las secciones argentina y española de Amnistía Internacional han lanzado una acción para movilizar al público a través de Internet dirigida a Argentina, Estado miembro del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, instándole a que el Consejo garantice que quienes han cometido delitos tan graves en Sudán responden ante la justicia.  Visto que Sudán no cumple con las anteriores Resoluciones del Consejo de Seguridad y vista la inoperancia del sistema judicial sudanés a la hora de procesar a los autores de delitos graves contemplados en el derecho internacional, el Consejo de Seguridad debe remitir lo antes posible la situación de Sudán, incluido Darfur, al Fiscal del Tribunal Penal Internacional, con arreglo a lo dispuesto en el artículo 13.b del Estatuto de Roma.

Argentina como Estado miembro del CSNU, además, debe tener plenamente en cuenta las conclusiones y recomendaciones de la Comisión de Investigación de la ONU sobre la situación de Darfur, creada mediante la Resolución 1564. Cualquier persona puede escribir al Ministro de Exteriores argentino. 

Información General

Después de 21 años de conflicto entre el Gobierno de Sudán y los grupos armados con un balance de más de dos millones de muertos, seis millones de desplazados forzosos, miles de secuestros y violaciones a mujeres, niños y niñas, y cientos de “desaparecidos” ni uno solo de los autores de estos crímenes ha respondido ante la justicia.

Los acuerdos de paz de Sudán, firmados el pasado 9 de enero, no hacen mención alguna de los gravísimos abusos cometidos durante el conflicto, muchos constitutivos de delito en virtud del derecho internacional