Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

David Alegría gana el I Concurso de diseño de camisetas de Amnistía Internacional España

Diseño ganador del I concurso de camisetas “Por la libertad de expresión” de Amnistía Internacional

  • El prestigioso diseñador Javier Mariscal formó parte del jurado, junto al director del Istituto Europeo di Design de Madrid y representantes de Amnistía Internacional.
  • La propuesta de David Alegría resultó elegida entre un total de 218 obras.


Madrid.-
Con motivo de la celebración del Día Mundial de la Libertad de Prensa el pasado 3 de mayo, Amnistía Internacional (AI), con la colaboración del Istituto Europeo di Design (IED) de Madrid y el Estudio Mariscal, lanzó el I Concurso de Diseño de camisetas “Por la libertad de expresión”.

El concurso fue convocado a nivel nacional a través del Istituto Europeo di Design y de la Tienda on-line en Facebook de Amnistía Internacional. El jurado, formado por el prestigioso diseñador Javier Mariscal; Riccardo Marzullo, director del IED Madrid; y dos representantes de Amnistía Internacional, eligió como obra ganadora la del diseñador David Alegría, entre un total de 218 trabajos presentados a concurso.

Asimismo, y dada la alta participación y calidad de los trabajos, el jurado decidió reconocer el trabajo de otro de los diseños finalistas, el de la valenciana Miren Isusquiza. Ambos trabajos se incluirán en el Catálogo 2009-2010 de la Tienda on line de Amnistía Internacional España que se presenta esta primera quincena de octubre con interesantes novedades.

Información adicional
En la actualidad, en al menos 77 países se restringe la libertad de expresión y de prensa, y en al menos 45 se detiene a personas por expresar ideas que no son del agrado de las autoridades. Amnistía Internacional trabaja de forma incansable para que estas personas no sufran abusos por el mero hecho de expresarse.

Amnistía Internacional es un movimiento global integrado por personas, en su mayoría voluntarias, que trabajan para que se respeten los derechos humanos en todo el mundo. Desarrolla su trabajo con absoluta independencia económica, política y religiosa y ha optado por renunciar a las subvenciones de Gobiernos y a las donaciones de partidos políticos con el objetivo de preservar su imparcialidad y libertad de acción.