Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Crisis de refugiados: La "Cumbre de Líderes" no muestra un liderazgo respecto a las personas refugiadas

Un inmigrante sostiene un dibujo pidiendo la apertura de las fronteras de los países de la UE el 18 de marzo de 2016 en un campamento improvisado en la frontera entre Grecia y Macedonia, cerca de la localidad griega de Idomeni. © DANIEL MIHAILESCU / AFP / Getty Images.

El resultado de la Cumbre de Líderes sobre los Refugiados convocada por el presidente Obama en Nueva York ha supuesto un pequeño paso adelante, pero no ha dado los resultados que se necesitan para abordar la crisis mundial de refugiados. Así lo ha manifestado Amnistía Internacional hoy.

Los líderes presentes en la Cumbre han aumentado sus compromisos respecto al reasentamiento, la financiación humanitaria, la educación para las personas refugiadas y su acceso al trabajo. Los compromisos –escasos si se comparan con lo que se necesita– se han producido después de que la Cumbre de la ONU sobre Refugiados y Migrantes terminara en un deplorable fracaso esta misma semana.

“Las cumbres de esta semana sólo han servido para poner de manifiesto la crisis de liderazgo. Salvo pocas excepciones, muchos líderes mundiales no han estado a la altura de la ocasión, y han formulado compromisos que siguen dejando a millones de personas refugiadas al borde del abismo”, ha manifestado Salil Shetty, secretario general de Amnistía Internacional.

 

“Los países ricos no pueden limitarse a prometer dinero y marcharse. Las 360.000 plazas de reasentamiento ofrecidas en el mundo deben verse en el contexto de las más de 20 millones de personas refugiadas en todo el mundo, la mitad de ellas acogidas en tan sólo 10 países. Y no se puede permitir que los países que se encuentran entre los que más abusos cometen en el mundo contra los derechos de las personas refugiadas, como Australia y los Estados de la UE, presenten sus pequeñas ofertas de ayuda como una respuesta generosa a la crisis".

Los Estados que asistieron a la Cumbre se comprometieron a incrementar la financiación en 4.500 millones de dólares estadounidenses más que en 2015. En vísperas de la Cumbre, la Casa Blanca también anunció que 51 empresas estadounidenses se habían comprometido a donar, invertir o recaudar más de 650 millones de dólares para ayudar a la crisis de refugiados. Esto incluye un donativo de 500 millones del inversor y filántropo George Soros.

“Es muy significativo que una persona se haya comprometido a donar más que China, el país con la mayor población del mundo y el segundo más rico, que se ha comprometido a donar 300 millones de dólares”, ha manifestado Salil Shetty.

“El compromiso de aceptar algunas personas refugiadas es un pequeño paso adelante, pero el hecho de que dos grandes cumbres hayan terminado sin que se establezca el sistema global que tan desesperadamente se necesita para compartir la responsabilidad significa que los Estados han perdido una oportunidad excepcional para dar un paso de gigante hacia la resolución de la crisis", ha señalado Salil Shetty.

"Mientras los líderes mundiales sonríen para las cámaras, los escasos resultados de la cumbre de esta semana no los dejan libres. Hasta que no haya más países, especialmente los ricos, que asuman una porción significativamente mayor y más justa de la población refugiada mundial, seguirán estando en el lado equivocado de la historia", ha concluido Shetty.