Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

China: Detención de activista refleja asalto implacable a la libertad de expresión

© Particular

Ante la noticia de la detención de Xu Zhiyong, especialista en derecho y destacado activista chino que está en el punto de mira de las autoridades desde que asistió a una reunión de abogados y activistas de derechos humanos, y quien recientemente criticó al presidente Xi Jinping en relación con la crisis del coronavirus, Patrick Poon, investigador de Amnistía Internacional sobre China, ha manifestado:

La detención de Xu Zhiyong refleja que la lucha contra el coronavirus no ha desviado un ápice al gobierno chino de su campaña general en curso para reprimir todas las voces disidentes y su asalto implacable a la libertad de expresión.

Xu está en el punto de mira de las autoridades desde que asistió a una reunión de activistas de derechos humanos celebrada en Xiamen en diciembre, y posteriormente ha criticado al presidente Xi Jinping por su gestión de la crisis del coronavirus.

Ahora se ha sumado a varias personas más que están siendo investigadas por las autoridades por asistir a la reunión de Xiamen y que actualmente se consumen bajo custodia, en peligro constante de sufrir tortura u otros malos tratos.

Xu Zhiyong y las demás personas detenidas no han cometido ningún delito. Se ha actuado en su contra sólo por su activismo pacífico, y las autoridades chinas deben dejarlas en libertad de inmediato y sin condiciones.”

Información complementaria

Xu Zhiyong es especialista en derecho y un destacado activista de derechos humanos chino conocido por su labor en favor de grupos desfavorecidos y su promoción de un “Movimiento de Nuevos Ciudadanos”, que puso en marcha en 2012. Ya estuvo encarcelado anteriormente por su activismo pacífico, al cumplir cuatro años de prisión por cargos falsos relacionados con el orden público. Quedó en libertad en 2017.

Sus amistades dicen que está escondido desde diciembre de 2019, cuando las autoridades reprimieron con violencia una reunión de abogados y activistas de derechos humanos a la que había asistido en la ciudad suroriental de Xiamen. Más de 10 personas que estuvieron en la reunión han sido citadas o detenidas por la policía desde entonces.

Este mismo mes, Xu había pedido la dimisión del presidente Xi Jinping y criticado su gestión de la crisis del coronavirus y de las manifestaciones prodemocracia en Hong Kong. No obstante, su detención parece deberse a su presencia en la reunión de Xiamen.

Fue detenido la noche del sábado en casa de un colega activista, Yang Bin, quien también se había pronunciado en contra de la censura impuesta por China al debate sobre el virus.

Entre las otras personas detenidas por asistir a la reunión de Xiamen están los abogados de derechos humanos Dai Zhenya, Ding Jiaxi y Zhang Zhongshun, actualmente sometidos a “vigilancia domiciliaria en un lugar designado”, una forma de detención en régimen de incomunicación en la que corren peligro de sufrir tortura y otros malos tratos. Durante su detención tienen prohibido el acceso a representación letrada así como la comunicación con sus familias.