Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Bradley Manning será trasladado a un nuevo centro de detención

Bradley Manning tiene derecho a ser tratado humanamente, a la presunción de inocencia y a estar sometido a las condiciones de reclusión menos restrictivas posibles. © AP GraphicsBank

Londres.- El soldado estadounidense acusado de filtrar documentos a la organización Wikileaks va a ser trasladado a un nuevo centro de detención tras la preocupación suscitada por el trato que recibe.

Bradley Manning, acusado de proporcionar documentos a Wikileaks, va a ser trasladado desde un calabozo militar de máxima seguridad de la Base de la Infantería de Marina de Quantico a un centro de detención preventiva situado en una prisión militar de media seguridad de nueva construcción en Fort Leavenworth, Kansas, según un portavoz del Pentágono.

Durante el tiempo que lleva recluido en Quantico, Manning permanece encerrado 23 horas al día en una pequeña celda, a veces desnudo, y sin que se le permita hacer ejercicio físico.

Creemos que la continua presión de la opinión pública para que el gobierno de Estados Unidos respete los derechos humanos en el caso de Bradley Manning ha contribuido a este traslado”, ha declarado Susan Lee, directora del programa regional para América de Amnistía Internacional.

Esperamos que las condiciones de reclusión de Bradley Manning mejoren de forma significativa en Fort Leavenworth, pero estaremos observando muy de cerca el trato que recibe. Sus condiciones en Quantico han vulnerado las normas internacionales sobre trato humano de presos preventivos.”   

La organización observará las condiciones en las que esté confinado Bradley Manning en Fort Leavenworth tras la evaluación de riesgos a la que será sometido Manning a su llegada, que podría durar hasta una semana.   

“Hasta que se realice esta evaluación, no se sabrá cómo va a ser tratado Bradley Manning ni a qué restricciones será sometido en el nuevo centro de detención”, afirmó Susan Lee.

Bradley Manning tiene derecho a ser tratado humanamente y, en su calidad de preso preventivo, a la presunción de inocencia y a estar sometido a las condiciones de reclusión menos restrictivas posibles.

Amnistía Internacional ha expuesto en los últimos meses las condiciones inaceptables en las que estaba recluido el soldado Manning a diversos altos cargos estadounidenses.