Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Botsuana: Progresista resolución del Tribunal Superior sobre grupo LGBTI

La sentencia del Tribunal Superior que anula la decisión del Ministerio de Trabajo e Interior de Botsuana de no inscribir oficialmente a una organización que representa los derechos de la comunidad LGBTI es un triunfo para la justicia y una victoria sobre la homofobia del Estado, ha dicho Amnistía Internacional.

Gays, Lesbianas y Bisexuales de Botsuana (LEGABIBO) emprendió acciones contra el Gobierno alegando que la negativa a inscribir su organización en el registro violaba sus derechos constitucionales, entre ellos el derecho a la libertad de asociación, a la libertad de expresión y a la igualdad de protección de la ley.

“Esta sentencia del Tribunal Superior es un triunfo para la justicia y una victoria sobre la homofobia del Estado. Reafirma el derecho de lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales en Botsuana a organizarse y propugnar sus derechos humanos sin sufrir un trato injusto”, ha afirmado Deprose Muchena, director de Amnistía Internacional para la región del África Austral.

“Consideramos muy positiva la sentencia del Tribunal Superior que reconoce el derecho de LEGABIBO a inscribirse oficialmente para actuar en el país, ya que afirma el derecho de las personas LGBTI a reclamar su espacio en la sociedad. Las autoridades de Botsuana deben actuar de inmediato para acatar la sentencia y garantizar que LEGABIBO puede inscribirse y desempeñar su importante labor”.

La finalidad de LEGABIBO es proporcionar a las personas LGBTI de Botsuana información sobre derechos humanos y propugnar sus derechos, especialmente el derecho de acceso a los servicios de salud. La victoria del grupo ante los tribunales es la culminación de una larga batalla que comenzó cuando la organización solicitó por primera vez su inscripción en el registro en 2008.


Pese a esta noticia, el Código Penal de Botsuana penaliza con dureza las relaciones entre personas del mismo sexo, con penas de hasta siete años. Esto supone una grave violación de los derechos humanos de las personas lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales (LGBTI) del país.

Cómo puedo ayudar