Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Aumentan los muertos tras el desalojo del campamento de protesta

Un cortejo fúnebre carga el cuerpo de Abdulhadi 'Ali' Mushaima 'desde el hospital hasta el cementerio, en el pueblo de al-Daih, Bahrein, 15 de febrero de 2011. Él fue asesinado presuntamente en una manifestación el 14 de febrero en la aldea de al-Daih, en el norte de Bahrein. © Bahrain Center for Human Rights

Londres.- Amnistía Internacional ha condenado el desalojo forzado por las autoridades de Bahréin de un campamento de protesta pacífico situado en el centro de la capital, Manama, en el que según informes han muerto hasta seis personas.

Varias personas han perdido la vida a manos de las fuerzas de seguridad, que han hecho uso de escopetas, balas de goma, porras y gas lacrimógeno para dispersar a los manifestantes antigubernamentales que querían pasar la noche en la glorieta de la Perla de la ciudad.

 

Las autoridades de Bahréin han reaccionado de nuevo ante una protesta legítima con el uso de la fuerza letal y sin previo aviso. Deben poner fin a la represión continua de los activistas que piden la reforma”, ha declarado Malcolm Smart, director del Programa para Oriente Medio y el Norte de África de Amnistía Internacional.

“También deben realizar una investigación exhaustiva e imparcial sobre la fuerza empleada esta mañana contra los manifestantes pacíficos, entre los que había familias con niños, y determinar si el uso de la fuerza letal estaba justificado.”


De lo contrario, quienes impartieron las órdenes y emplearon una fuerza excesiva deben comparecer ante la justicia.”


Amnistía Internacional ha recibido informes no confirmados de que las fuerzas de seguridad impedían la entrada a la glorieta de la Perla de ambulancias que iban a curar y transportar a las personas heridas.

 

Según informes también sin confirmar, la policía ha golpeado asimismo a unos paramédicos del hospital Al Salmaniya, situado en las proximidades.

 

Se teme que muchos activistas hayan sido detenidos, después de que sus familias informasen de que no les habían encontrado en los hospitales.

 

Un testigo presencial declaró a Amnistía Internacional que las fuerzas de seguridad estaban atacando indiscriminadamente a los manifestantes mientras continuaban los enfrentamientos durante la noche.

 

La policía antidisturbios sigue atacando a todo el mundo; tememos que nos ataque en cualquier momento. Se han confirmado seis muertes a manos de la policía antidisturbios. Sigue habiendo muchos heridos. Muchos de ellos siguen ahí fuera y necesitan ayuda con urgencia”, ha manifestado un activista bahreiní de derechos humanos a Amnistía Internacional.

 

A principios de esta semana dos personas murieron de forma violenta en Bahréin tras las protestas del “Día de la Ira” organizadas en Facebook y Twitter, aparentemente inspiradas en los disturbios de Egipto y Túnez.

 

Las autoridades bahreiníes están reaccionando con brutalidad a llamamientos pacíficos a favor de la reforma política, inspirados por movimientos similares de otros países de la región”, dice Malcolm Smart.

 

Deben refrenar a sus fuerzas de seguridad y hacer que rindan cuentas ante la ley.”

 

“Debe permitirse que la gente proteste libremente de forma pacífica, y las autoridades deben poner en libertad a todas las personas detenidas por participar en estas manifestaciones pacíficas.”


La semana pasada, Amnistía Internacional puso de relieve el deterioro de la situación de los derechos humanos en Bahréin en su informe titulado Crackdown in Bahrain: human rights at the crossroads.

 

La organización ha pedido al gobierno que garantice la debida investigación de las denuncias de torturas y otros abusos graves cometidos por las fuerzas de seguridad.