Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Aumentan los ataques a activistas y la represión

Entre las autoridades de Emiratos Árabes Unidos se encuentra el monarca de Dubai. Mohammed bin Rashid Al Maktoum. © AP GraphicsBank

Londres.- La detención de seis activistas de la sociedad civil y la toma de control por parte del gobierno de una organización de defensa de los derechos en Emiratos Árabes Unidos forman parte de una inquietante represión de la disidencia en el país. Así lo ha manifestado hoy Amnistía Internacional.

Según los medios de comunicación locales, cinco de los activistas forman parte de las más de 100 personas que recientemente firmaron una petición en favor de reformas democráticas.

Al mismo tiempo, un abogado que representa a tres de los detenidos ha declarado haber recibido amenazas anónimas a través de Facebook y de mensajes de texto.

Las autoridades emiratíes disolvieron también la junta directiva de la Asociación de Juristas, destacada organización de defensa de los derechos civiles, después de que se uniera, junto con otras tres organizaciones de la sociedad civil, a un llamamiento en favor de una mayor democracia. Los miembros de la junta han sido sustituidos durante un periodo de seis meses por personas designadas por el gobierno.

Estas recientes detenciones y la toma de control, por parte del gobierno, de la Asociación de Juristas violan las normas internacionales sobre libertad de expresión, reunión y asociación”, ha manifestado Malcolm Smart, director del Programa para Oriente Medio y el Norte de África de Amnistía Internacional.

Nos recuerdan que a Emiratos aún le queda mucho por andar en lo que se refiere a la protección y la defensa de los derechos humanos.

Las autoridades emiratíes deben poner en libertad de inmediato a estos activistas si se encuentran detenidos por expresar pacíficamente sus creencias.

Entre los cinco activistas que se encuentran actualmente recluidos se encuentran Ahmad Mansoor, bloguero asociado al foro político online Hewar, detenido en Abu Dabi el 8 de abril, y Nasser bin Ghaith, economista, profesor universitario y defensor de la reforma política, detenido el 10 de abril en Dubai. Los otros son Fahad Salim Dalk, Ahmed Abdul Khaleq y Hassan Ali al Khamis.

Fahad Salem al Shehhi, director de la Asociación al Shohooh del Patrimonio Nacional, una de las otras tres organizaciones que firmaron el llamamiento en favor de una mayor democracia, fue detenido el 10 de abril en el emirato de Ajman pero, según los informes, quedó en libertad siete días después. También él está asociado al foro político online Hewar, bloqueado por las autoridades de los Emiratos.

Hace dos años, el gobierno emiratí manifestó ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU su compromiso de mejorar el diálogo con las organizaciones de la sociedad civil”, ha declarado Malcolm Smart.

Sin embargo, las recientes acciones del gobierno sugieren que puede estar incumpliendo su promesa.

Esta inquietante tendencia debe frenarse de inmediato, y el derecho a la libertad de expresión y asociación debe protegerse en los Emiratos.