Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Aumenta el temor por el abogado y el hijo de la mujer condenada a muerte en Irán

Sakineh Mohammadi Ashtiani. Fuente: Iran Human Rights www.iranhr.net

Londres.- Amnistía Internacional ha pedido hoy a las autoridades iraníes que pongan en libertad de inmediato al abogado y al hijo de Sakineh Mohammadi Ashtiani, una mujer iraní que corre el riesgo de ser ejecutada, si están detenidos solamente por intentar divulgar información sobre el caso.

La petición se produce en medio de la creciente preocupación internacional por Sakineh Mohammadi Ashtiani, de 43 años y madre de dos hijos, condenada a muerte desde que en 2006 fue declarada culpable del delito de “cometer adulterio en el matrimonio”.

El fiscal general iraní, en su función de portavoz del poder judicial, confirmó el lunes que Javid Houtan Kiyan, abogado de Sakineh Ashtiani, había sido detenido el 10 de octubre y que seguía siendo objeto de investigación por sus relaciones con “grupos antirrevolucionarios en el extranjero”. También declaró que se había hallado a Javid Houtan Kiyan en posesión de tres tarjetas de identidad falsas o duplicadas.

Según los medios de comunicación, Javid Houtan Kiyan fue detenido junto con Sajjad Ghaderzadeh, hijo de Sakineh Mohammadi Ashtiani, y dos ciudadanos alemanes.

Tememos que Javid Houtan Kiyan pueda haber sido detenido solamente por ejercer sus responsabilidades como abogado de Sakineh Mohammadi Ashtiani y por hablar con ciudadanos extranjeros”, ha declarado Hassiba Hadj Sahraoui, directora adjunta del Programa para Oriente Medio y Norte de África de Amnistía Internacional.

Su detención, parte de las actividades de las autoridades contra abogados defensores, menoscaba todavía más un sistema de justicia que ya adolece de muchos defectos y que ha fallado a Sakineh Mohammadi Ashtiani desde el principio. Sakineh lleva semanas sin representación legal y sin acceso a ninguna visita de su familia, lo que hace que su situación sea aún más precaria.

Las autoridades iraníes tienen un historial de presentar cargos penales fabricados de motivación política contra abogados defensores.
 
Las autoridades no han confirmado ni la detención ni el paradero de Sajjad Ghaderzadeh, hijo de Sakineh Ashtiani. Amnistía Internacional no ha podido ponerse en contacto con él y cree que también ha sido detenido.

Según informes recibidos por Amnistía Internacional, al parecer, los dos ciudadanos alemanes estaban entrevistando a Sajjad Ghaderzadeh y a Javid Houtan Kiyan en el despacho de este cuando los cuatro fueron detenidos.

El fiscal general, Gholam-Hossein Mohseni-Eje, confirmó el 11 de octubre que se había detenido a dos ciudadanos extranjeros. El 1 de noviembre declaró que se había concedido acceso consular a los dos alemanes.

Resulta difícil pensar que Javid Houtan Kiyan y Sajjad Qaderzadeh hayan sido detenidos por otra razón que no sea su deseo de difundir la situación que continúa padeciendo Sakineh Mohammadi Ashtiani y salvar su vida.  De ser así, son presos de conciencia y deben ser puestos en libertad inmediata e incondicionalmente, junto con cualquier otra persona detenida por razones similares”, ha afirmado Hassiba Hadj Sahraoui.

El 12 de octubre, el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Ramin Mehmanparast, declaró que los dos ciudadanos alemanes habían entrado en el país con visados de turista y carecían de acreditación como periodistas, añadiendo que habían sido detenidos por su relación con una “red antirrevolucionaria extranjera”.

Todos los detenidos deben ser protegidos frente a la tortura y otros malos tratos, y tener acceso inmediato a sus familias y a abogados de su elección”, concluyó Hassiba Hadj Sahraoui.