Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Amnistía Internacional y el X Festival de Cine y Derechos Humanos de San Sebastián denuncian la represión a los cineastas en Irán

Mojtaba Mir Tahmasb, director de "This is not a film", ha sido condenado y encarcelado. Su “delito”: mostrar en esta película la vida del director de cine Jafa Panahi, condenado a 6 años de prisión y a no volver a hacer películas en 20 años. © Particular.

La organización entregará por tercer año consecutivo el Premio Amnistía Internacional a un largometraje

Por tercer año consecutivo, un jurado compuesto por miembros de AI y del sector audiovisual entregará el Premio Amnistía Internacional a uno de los 14 largometrajes que se presentan en la Sección Oficial del Festival de Cine y Derechos Humanos de San Sebastián, uno de los más importantes del mundo en su género.

El Festival se inaugura hoy y se clausurará el próximo viernes 27 de abril. A lo largo de sus diez convocatorias, el festival ha conseguido ofrecer y provocar una visión crítica, solidaria, reivindicativa y plural sobre los grandes retos y carencias de la humanidad, en especial en el escenario actual de crisis mundial. El objetivo es favorecer y contribuir a la reflexión, la sensibilización y el debate en torno a diferentes vertientes de la vulneración y defensa de los derechos humanos, utilizando para ello el lenguaje del cine y otras expresiones culturales.

La persecución a los cineastas iraníes, en el Festival

En esta convocatoria, Amnistía Internacional y la dirección del Festival han querido visibilizar la situación de los cineastas que sufren represión en Irán. Para ello se han organizado una serie de actividades paralelas, como el taller “Filmar lo Invisible. Cine, arte y libertad de expresión”, que abordará el tema del derecho humano a la libertad de expresión a través del arte, prestando especial atención a la situación en Irán.

El taller contará con la participación del director de cine Isaki Lacuesta, del artista plástico Juan Aizpitarte, de Abbas Bakhtiari, gestor cultural iraní y director del Centre Culturel Pouya en París e Itziar Ruiz-Jiménez, profesora de Relaciones Internacionales de la Universidad Autónoma de Madrid y miembro de Amnistía Internacional desde hace 20 años.

En el transcurso del taller, que se celebrará durante los días 24, 25 y 26 de abril en el Museo de San Telmo de San Sebastián, se leerá un manifiesto de Amnistía Internacional en favor de los cineastas iraníes.

También, en la programación del Festival se ha incluido el largometraje iraní This is not a film (Esto no es una película) de los directores Jafar Panahi y Mojtaba Mir Tahmasb. La proyección tendrá lugar el lunes 23 a las 16:30 horas.

 

La situación en Irán

En Irán se toman muchas molestias para aislar a su población de la comunidad internacional, ocultar lo que ocurre en el país  y reprimir todo tipo de disidencia interna. El acoso a los trabajadores de la industria cinematográfica es un buen ejemplo de ello.

Mojtaba Mir Tahmasb, el director de la película This is not a film, programada en el marco del Festival, ha sido condenado y encarcelado.  Le han retirado el pasaporte para que no pueda viajar al extranjero. Su “delito” es visibilizar en este largometraje la vida del director de cine prohibido Jafa Panahi, que fue condenado a 6 años de prisión y a no volver a hacer películas en 20 años.

Los cinetastas Hadi Afarideh, Naser Saffarian y Mohsen Shahrnazdar y la productora y distribuidora Katayoun Shahabi también han sufrido detenciones. Se cree que por vender sus documentales a televisiones extranjeras.  

La actriz Marzieh Vafamehr fue condenada a 90 latigazos por aparecer sin velo en una escena de una película australiana y supuestamente beber alcohol en otra.

Cuando la asociación profesional la Casa del Cine iraní salió en defensa de sus miembros, pidiendo que se respetaran sus derechos, un grupo de parlamentarios pidió la suspensión de su licencia.

En 2010 se prohibió el contacto con más de 60 instituciones extranjeras, incluyendo medios de comunicación como la BBC y organizaciones de derechos humanos como Amnistía Internacional. Toda persona que se ponga en contacto con estas instituciones corre peligro de ser procesada y encarcelada.

Para Amnistía Internacional los trabajadores del cine iraníes detenidos son presos y presas de conciencia. Personas cuyo delito es ejercer de manera pacífica su derechos a la libertad de expresión. 

Más información sobre el Festival, el Premio Amnistía Internacional y el Taller “Filmar lo Invisible” en www.cineyderechoshumanos.com.