Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

La organización analiza en un nuevo informe cinco años de la asignatura en España

Amnistía Internacional preocupada por la posible desaparición total o parcial de la asignatura de Educación para la Ciudadanía

Trabajo con niños y niñas sobre violencia sexual contra las niñas en Nicaragua. 2011 © AI

La desaparición de la asignatura nos alejaría de los 20 países de la UE que educan en derechos humanos

Madrid.- Amnistía Internacional muestra su preocupación porque en la reforma de la Ley de Ley Orgánica de educación 2/2006, prevista por el Gobierno para el próximo mes de octubre, la asignatura de Educación para la Ciudadanía (EpC) puede desaparecer totalmente o en algún nivel educativo. Esto nos separaría de la Unión Europea a la hora de apoyar la formación en derechos humanos.

Amnistía Internacional se ha reunido con el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, para presentar el informe, Educación para la ciudadanía. Algo más que una asignatura, que analiza los más de cinco años de la implementación de esta materia en España. Aunque desde el Ministerio han destacado un compromiso con la formación en derechos humanos, también han expresado su intención de hacer desaparecer la asignatura de Primaria, y someter a debate su continuidad en Secundaria, dentro de la futura reforma de la Ley. En dicho debate la intención del Ministerio es, según la información recibida por AI, mantener la asignatura.

Con la aprobación de la Ley de Educación en 2006 y la puesta en marcha de la asignatura de Educación para la Ciudadanía, España se unía a los 20 países europeos que visibilizan en su currículo educativo el estudio de los derechos humanos, entre otros, Inglaterra, Finlandia, Italia, Holanda o Suecia. Y donde es pionera Alemania, que incluye esta asignatura en el sistema educativo a través de la Constitución de 1953.

“Para Amnistía Internacional, la Educación en Derechos Humanos es un elemento imprescindible para impulsar la defensa y respeto hacia los Derechos Humanos en la sociedad. España no puede alejarse de Europa en la formación en derechos humanos, y es necesario que la asignatura siga manteniéndose en todos los niveles educativos”, señaló Esteban Beltrán.

Además, las modificaciones de los contenidos de la asignatura propuestos en el borrador del Real Decreto en el que está trabajando ahora el Ministerio, nos aleja de los contenidos en Derechos Humanos recomendados por Naciones Unidas y el Consejo de Europa quien a través de la Carta de la Educación para la Ciudadanía Democrática y la Educación en Derechos Humanos (EDH), aprobada en 2012,  advierte a los Estados miembros para que incluyan “la EpC y la EDH en programas de educación formal en los niveles de infantil, primaria y secundaria, así como en la enseñanza y la formación general y profesional”.


Los contenidos
Algunos contenidos, sobre todo aquellos que el Ejecutivo considera más polémicos, como las cuestiones relacionadas con la igualdad de género y la diversidad afectivo-sexual, no tienen cabida en la nueva propuesta. La diversidad afectivo-sexual desaparece de los contenidos de Secundaria y se invisibiliza en los contenidos propuestos en Primaria, sin mención expresa.

Esta medida es contraria a lo que establece el Consejo de Europa, que destaca la obligación de los Estados del “suministro de información objetiva con respecto a la orientación sexual e identidad de género”, mediante su inclusión en programas escolares y materiales educativos. Y también contradice las declaración del Consejo de Ministros con motivo del Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia (17 de mayo de 2012) donde señalaba que “el Gobierno seguirá adoptando las medidas necesarias para garantizar a todas las personas el disfrute efectivo de los Derechos Humanos, en condiciones de igualdad y no discriminación, y asegurar la prevención y protección frente a la homofobia y la transfobia, en la defensa de la igualdad y la dignidad del las personas como bienes superiores a preservar en cualquier sociedad”.

Otra de las grandes ausencias que preocupan a Amnistía Internacional en el nuevo currículo propuesto para la asignatura EpC, es la desaparición en Secundaria de los temas relacionados con pobreza y derechos humanos, desigualdad económica e incluso acceso a la educación y pobreza. Para la organización, con esta medida se invisibiliza  un tema que afecta a millones de personas en el mundo.


Más de 5 años de Educación para la Ciudadanía
Amnistía Internacional, a través del informe, presentado hoy, Educación para la ciudadanía. Algo más que una asignatura, valora positivamente la existencia de la asignatura EpC, ya que ha incluido en el currículo temas relacionados con derechos humanos de manera generalizada en todos los centros educativos. Temas como la identificación de desigualdades entre mujeres y hombres, de los prejuicios sociales, racistas, xenófobos, antisemitas, sexistas y homófobos, o la visibilización del derechos internacional humanitario, entre otros.

Sin embargo, Amnistía Internacional lamenta la desigual puesta en marcha de la materia en las diferentes comunidades autónomas, así como los obstáculos para su implantación, como en el caso de la Comunidad de Madrid, que desde un primer momento ofreció la posibilidad de que el alumnado objetara ante la asignatura. El Tribunal Supremo se pronunció sobre esto en 2009, no reconociendo el derecho a objetar la materia por tener contenidos que se ajustaban al derecho internacional.


Peticiones de Amnistía Internacional

Amnistía Internacional se ha dirigido al Ministro de Educación pidiéndole que:

  • Mantenga la asignatura con contenidos de derechos humanos en Educación Primaria, Secundaria y Bachillerato, tal y como recomienda Naciones Unidas. Y tenga en cuenta el marco internacional de los derechos humanos en cualquier futura reforma de la asignatura.
  • Garantice la inclusión de contenidos sobre igualdad de género, diversidad afectivo-sexual y la no discriminación, de acuerdo con las recomendaciones internacionales y europeas. Y mantenga en la asignatura los contenidos que abordan explícitamente la pobreza desde una perspectiva de derechos humanos.
  • Impulse los aspectos hasta ahora pendientes de la asignatura de EpC y EDH: el seguimiento y evaluación sobre la inclusión contenidos de Derechos Humanos en el currículo; la regulación de normativa que garantice la formación inicial del profesorado en este ámbito; la creación de programas de formación permanente para los docentes con contenidos en Derechos Humanos; así como el impulso de planes de participación activa de la comunidad escolar, en la toma de decisiones y en el establecimiento de normas de convivencia de los centros educativos, acordes con estos derechos.


/// FIN

Cómo puedes ayudar