Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Rajoy comparece en el Congreso por el acuerdo UE-Turquía

Amnistía Internacional exige a Rajoy que cumpla su obligación de acoger a miles de personas refugiadas

Manifestación de apoyo a las personas refugiadas en Oviedo © AI

  • El presidente en funciones, Mariano Rajoy, comparece este miércoles en el Congreso de los Diputados para dar cuenta de su apoyo al acuerdo entre la UE y Turquía que ha supuesto un duro golpe contra los derechos humanos de las personas refugiadas
  • Desde mayo de 2015 España no ha reasentado a ninguna persona refugiada de las que se encuentran actualmente en países como Líbano, Jordania, Turquía, Irak o Egipto

Madrid.- A pesar del amplio rechazo de los grupos parlamentarios al acuerdo entre la Unión Europea y Turquía sobre personas refugiadas, el gobierno español finalmente mostró su apoyo a lo que Amnistía Internacional ha considerado como un “duro golpe contra los derechos humanos” que no solo es ilegal y defectuoso, sino también inmoral. La organización exige ahora, ante la comparecencia este miércoles del presidente en funciones, Mariano Rajoy, en el Congreso de los Diputados para dar cuenta sobre el acuerdo, que España amplíe su compromiso de acoger a personas refugiadas procedentes de Siria, así como que ponga en marcha todos los mecanismos necesarios para reubicar urgentemente a las que están actualmente en Europa.

La entrada en vigor este lunes 4 de abril del acuerdo entre la UE y Turquía ha dejado ya los primeros grupos de personas devueltas ilegalmente a Turquía. Para la organización, estas devoluciones en el Egeo son el inicio simbólico de la falta de compromiso de Europa para proteger a las personas refugiadas. En medio de un clima de incertidumbre y miedo, Amnistía Internacional, que se encuentra en estos momentos de misión en Grecia para observar cómo se implementa este acuerdo, estará pendiente de cómo se están llevando a cabo los procedimientos de asilo y la identificación de las personas refugiadas detenidas en los denominados hotspots o puntos de acceso.

“Es evidente que Grecia y la UE no se encuentran suficientemente preparadas y Turquía está muy lejos de contar con suficientes garantías para velar por la protección y la seguridad de las personas refugiadas”, ha asegurado Gauri Van Gulik, directora adjunta del Programa para Europa y Asia Central de Amnistía Internacional. “Por lo tanto, hasta que esto cambie, no puede haber ningún retorno a Turquía, un país que no es seguro”, ha añadido. Así lo demuestran los últimos comunicados de la organización que exponen cómo alrededor de 30 solicitantes de asilo afganos detenidos a quienes se les denegó el procedimiento de asilo fueron devueltos a Afganistán, a pesar del peligro que corrían por posibles ataques talibanes. La organización también ha demostrado como en la provincia de Hathay, en Turquía, llevan desde mediados de enero, devolviendo casi a diario a grupos de unos 100 hombres, niños, niñas y mujeres, incluso embarazadas.  

Cifras ridículas en España

El pasado 30 de marzo tuvo lugar la reunión de alto nivel sobre reasentamiento en Naciones Unidas. Lamentablemente, los compromisos ofrecidos fueron, una vez más, decepcionantes por la mayor parte de los países, y están muy lejos de responder a la magnitud de la crisis. “Es necesario que los Estados de todo el mundo reasienten como mínimo al 10% de las personas refugiadas sirias más vulnerables, es decir, a unas 480.000 que necesitan salir de países limítrofes a Siria, como Líbano o Jordania”, declara Esteban Beltrán, director de Amnistía Internacional España.

En España llevamos meses escuchando diferentes cifras. Las últimas  comprometidas han sido ridículas e insuficientes una vez más: 595 refugiados se sumarían al Programa Nacional aprobado en noviembre de 2015 de reasentar a 854 personas.

Amnistía Internacional recuerda que no fue hasta 2009 cuando, por primera vez, se aprobó una cuota mínima de reasentamiento en España. Desde entonces, de un total de 1.159 plazas tan solo se han traído 208 personas refugiadas. “Es vergonzoso que ante la terrible crisis que estamos presenciando España solo haya reasentado a 208 personas refugiadas procedentes de Siria, Sudán, Eritrea y Etiopía”, declara Esteban Beltrán, director de Amnistía Internacional España. A este número habría que añadir el grupo de 500 presos cubanos y sus familias que fueron acogidos en España en 2010.

“Es un número que muestra la poca solidaridad del gobierno español y su falta de compromiso con el derecho internacional de los derechos humanos que exige que las personas que procedan de países en conflicto o que sufren persecución o violencia puedan acceder a protección internacional”.

“España no parece haber asumido un compromiso real con la situación en la que se encuentran estas personas, que huyen de la guerra y el horror. No olvidemos que desde mayo de 2015, no ha reasentado a ninguna persona”, añade Esteban Beltrán. Además, dentro de los compromisos adquiridos por España con la Unión Europea en el programa de reubicación, por los que España se compromete a acoger a personas refugiadas y solicitantes de asilo procedentes de países como Grecia e Italia, solo 18 de ellas hasta el momento han podido venir a territorio español por este tipo de vía.

Existen ejemplos positivos de países como Canadá, Argentina, Suecia o Italia que han mostrado un mayor compromiso en sus cifras propuestas. Sin embargo, son la excepción. Amnistía Internacional pide que se aumenten las cuotas de reasentamiento para garantizar a esas personas una solución duradera y unos estándares de vida dignos, especialmente para aquellas que se encuentran en una situación más vulnerable, como son las mujeres embarazadas y los niños y niñas. La organización ha enviado al Presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk y y al presidente en funciones del Gobierno español, Mariano Rajoy, más de 100.000 firmas para mostrar su rechazo por un acuerdo inmoral que pondrá en peligro los derechos de las personas migrantes, solicitantes de asilo y refugiadas.

La organización exige a Rajoy que muestre un verdadero liderazgo para hacer frente a esta crisis a través de las siguientes medidas:

  • Incremente su compromiso para 2016 de acoger a personas refugiadas procedentes de Siria y que se encuentran actualmente en Líbano, Jordania, Turquía, Irak y Egipto mediante la fórmula del reasentamiento y otras formas de admisión humanitaria.
  • En relación a su compromiso de reubicar a 15.888 refugiados que están actualmente en Europa, ponga en marcha inmediatamente todos los mecanismos a su alcance para aceptar urgentemente a  solicitantes de asilo procedentes de Grecia, sin aplicarles criterios restrictivos de selección, facilitando la reunificación familiar y permitiendo que los solicitantes de asilo obtengan visados en las delegaciones de Estados Miembros de la UE en Grecia, que les faciliten el viaje legal.
  • Que exija que se revise el acuerdo entre Turquía y la UE de manera que las personas migrantes, refugiadas y solicitantes de asilo no sean devueltas a Turquía.

Cómo puedes ayudar