Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Amnistía Internacional Estados Unidos responde a las revelaciones sobre víctimas de ataques con drones

Una de las nietas de Mamana Bibi, que murió tras un ataque de drones © AI

La administración Obama ha dado a conocer hoy su cómputo sobre el número de víctimas mortales a causa de ataques con drones estadounidenses desde 2009. En respuesta a ello, Naureen Shah, directora del Programa de Seguridad y Derechos Humanos de Amnistía Internacional Estados Unidos, ha emitido el siguiente comunicado:

“La revelación de hoy supone un cambio crucial: la administración Obama se aleja de su inveterada política de ocultación de datos sobre víctimas mortales civiles en ataques con drones. Se trata de un paso fundamental para acabar con el peligroso precedente de un programa secreto de homicidios a nivel mundial.

Amnistía Internacional ha pedido sistemáticamente al gobierno de Estados Unidos que sea más transparente no sólo sobre sus criterios respecto a datos y normativas, sino también respecto a quiénes considera civiles. Sin información sobre las definiciones y los criterios jurídicos en los que el gobierno de Estados Unidos basa estos ataques, cualquier evaluación significativa de las cifras resultará incompleta. Éste no es el final del debate público sobre los ataques con drones de Estados Unidos, sino justamente el principio.

En el último año de presidencia de Obama, es más importante que nunca que su administración defina tanto las justificaciones como las estadísticas relativas a todas las personas que han muerto a causa de ataques con drones estadounidenses, no sólo los ciudadanos de países occidentales.

En última instancia, la disposición del presidente Obama a realizar una evaluación exhaustiva del impacto del programa de drones y pedir perdón y resarcir a las víctimas influirá en su legado de derechos humanos y establecerá un punto de referencia claro para las dos próximas administraciones estadounidenses.”

En 2013, Amnistía Internacional Estados Unidos publicó un trascendental informe en el que señalaba que Estados Unidos había perpetrado homicidios con drones en Pakistán, algunos de los cuales podrían constituir crímenes de guerra o ejecuciones extrajudiciales. El informe, titulado “‘Will I be next?’ US drone strikes in Pakistan” (‘¿Seré yo el siguiente?’ Ataques estadounidenses con drones en Pakistán), aportaba nuevos indicios de que Estados Unidos había matado en ataques con drones a personas que no suponían ninguna amenaza aparente para la vida, como Mamana Bibi, una mujer de 68 años, y Saleh Khan, un muchacho de 14.