Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Amnistía Internacional condena los homicidios de civiles y pide una investigación

Una oleada de atentados con bomba y tiroteos el lunes en Bagdad y otras ciudades de todo Irak han causado la muerte, según los informes, de al menos 100 personas, y un número muy superior han resultado heridas.

Los ataques aparentemente coordinados parecen haber tenido como objetivo tanto a civiles como a miembros de las fuerzas de seguridad iraquíes.

Los ataques deliberados contra civiles no pueden justificarse nunca. Tales ataques manifiestan un desprecio absoluto por los principios básicos de humanidad, y los condenamos”, ha afirmado Philip Luther, director del Programa Regional para Oriente Medio y el Norte de África de Amnistía Internacional.

“Ahora deben llevarse a cabo investigaciones inmediatas, exhaustivas e imparciales. Los sospechosos de estar detrás de estos ataques deben ser puestos a disposición de la justicia en procedimientos que cumplan las normas internacionales de imparcialidad y en los que no pueda imponerse la pena de muerte”.

La violencia disminuyó en Irak a partir de 2007, pero los ataques con bomba y de otra índole contra civiles han aumentado desde el final de 2011, en el marco de las tensiones políticas cada vez mayores en el país.

Nadie ha reivindicado la autoría de estos ataques.

FIN/

Cómo puedes ayudar