Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Amnistía Internacional condena la última ejecución de una persona por un delito cometido cuando era menor de edad

Amnistía Internacional condena la ejecución de Gholamreza H., llevada a cabo por las autoridades iraníes la mañana del 29 de octubre de 2008. Gholamreza fue ahorcado en Isfahán y se convirtió en la séptima persona –de la que Amnistía Internacional ha tenido noticia– ejecutada en Irán desde comienzos de año por un delito cometido cuando era menor de edad.

Esas ejecuciones contravienen las obligaciones contraídas por Irán como Estado Parte en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (PIDCP) y en la Convención sobre los Derechos del Niño. El artículo 6.5 del PIDCP establece expresamente que los Estados no impondrán la pena de muerte por delitos cometidos por personas de menos de 18 años de edad.

Gholamreza H., ciudadano afgano, tenía 19 años cuando fue ejecutado, aunque cuando se cometió el delito por el que lo condenaron –el apuñalamiento hasta la muerte de otro muchacho afgano, Shir-AghaHoseini, el 29 de noviembre de 2006– sólo tenía 17 años, es decir, era menor de edad. Gholamreza H. fue juzgado ante la Sección 17 del Tribunal Penal de Isfahán y condenado a muerte. Según los informes, se confesó culpable del homicidio. Declaró que la víctima había acosado a su hermana y había insultado su honor, por lo que compró un cuchillo, concertó una cita con el muchacho y lo apuñaló. La Sección 33 del Tribunal Supremo de Irán mantuvo la condena y el presidente de la Magistratura, ayatolá Mahmoud Hashemi Shahroudi, la confirmó. En un comunicado de prensa publicado en su sitio web, la Magistratura de Isfahán anunció que la ejecución de Gholamreza H. se había llevado a cabo la mañana del 29 de octubre de 2008.

Amnistía Internacional sigue pidiendo el fin de todas las ejecuciones de personas por delitos cometidos cuando eran menores de edad.

Información complementaria El 16 de octubre de 2008, Hossein Zabhi, fiscal general adjunto para asuntos judiciales, sugirió que las autoridades iraníes dejarían de ejecutar a personas por delitos cometidos cuando eran menores de 18 años, y declaró que en el futuro no se ejecutaría a ninguna persona menor de esa edad.

Sin embargo, dos días después emitió una nueva declaración en la que matizaba la anterior. En la nueva declaración, emitida el 18 de octubre, manifestó que la pena de qisas (castigo equivalente al delito cometido) –el término que utilizan las autoridades iraníes para referirse a la ejecución judicial por el delito de asesinato, un proceso judicial que el gobierno iraní considera como un asunto entre dos particulares– “no depende del Estado, sino de la acusación particular”, insinuando que podrán seguir llevándose a cabo ejecuciones de personas por delitos cometidos cuando eran menores de edad si la familia de la víctima así lo pide.

El 20 de octubre, Amnistía Internacional hizo un llamamiento al Líder Supremo de Irán, el ayatolá  Sayed Alí Jamenei, para que intervenga con carácter urgente. Él tiene potestad para decidir sobre este asunto y evitar de una vez por todas que se ejecute a personas por delitos cometidos cuando eran menores de edad, incluidas las condenadas a qisas por asesinato.
Irán ha aplicado la pena capital a personas menores de edad y también a otras que eran menores en el momento del delito pero ya habían alcanzado la mayoría de edad en el momento de la ejecución. Según la información de que dispone Amnistía Internacional, en Irán hay al menos 130 personas condenadas a muerte por delitos cometidos cuando eran menores de 18 años. La organización teme que el número real sea superior. Desde 1990, Irán ha ejecutado al menos a 40 personas por delitos cometidos cuando eran menores, ocho en 2007 y al menos siete en 2008 hasta la fecha. No se sabe de ningún otro país que en 2008 haya ejecutado a personas por delitos cometidos cuando eran menores.

 

Véase Irán: Los juegos de palabras de las autoridades, al descubierto. Las personas menores de 18 años todavía se enfrentan a la horca, publicado el 20 de octubre de 2008.