Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Amnistía Internacional condena la ejecución de la esposa de un futbolista iraní

Shahla Jahed. Fuente: http://iranhr.net/

Londres.- Amnistía Internacional ha condenado hoy a las autoridades de Irán por llevar a cabo esta mañana la ejecución de Khadijeh Jahed, conocida como “Shahla”, esposa temporal de un destacado futbolista iraní, en la prisión de Evin (Teherán).


Su abogado, Abdolsamad Khoramshahi, ha declarado a la agencia estatal de noticias IRNA que, según tiene entendido, el ahorcamiento de Shahla Jahed por el presunto asesinato de Laleh Saharkhizian, la esposa permanente del futbolista Naser Mohammad-Khani, se produjo a las 5 de la mañana, hora local, de hoy.


La ejecución de Shahla Jahed, como todas estas ejecuciones, es un ejemplo de asesinato premeditado y a sangre fría por parte del Estado, y es especialmente penoso al existir serias dudas sobre la imparcialidad del juicio y de las pruebas utilizadas contra la encausada”, ha afirmado Malcolm Smart, director del Programa para Oriente Medio y el Norte de África de Amnistía Internacional.


Según la agencia de noticias iraní ISNA, fue el hermano de Laleh Saharkhizan quien se encargó de la fase final de la ejecución de Shahla Jahed al apartar de un puntapié el taburete sobre el que estaba Shahla con la soga alrededor del cuello.


Según el derecho iraní, en los casos de asesinato la familia de la víctima tiene derecho a insistir en la ejecución, en cuyo caso se le permite participar directamente en ella, o a perdonar al asesino y recibir a cambio una indemnización (diyat).


Shahla Jahed fue condenada a muerte en junio de 2004 por el Tribunal General de Teherán, acusada de matar a puñaladas a Laleh Saharkhizan.


Mohammad-Khani fue un destacado y conocido futbolista iraní en la década de 1980 que hace poco fue contratado como entrenador del Persepolis Club de Teherán.


Aunque Shahla Jahed se confesó inicialmente ante el tribunal culpable del asesinato, posteriormente se retractó, afirmando que “todo el mundo sabe las condiciones en las que confesé”, suscitando el temor de que pudiera haber sido coaccionada. Sin  embargo, fue condenada a muerte y su condena fue confirmada por el Tribunal Supremo iraní. Según el derecho iraní, hombres y mujeres pueden contraer matrimonio permanente o temporal. El matrimonio temporal suele durar un periodo de tiempo determinado y conlleva el pago de una cantidad de dinero acordada a la mujer; pasado ese tiempo, el matrimonio queda anulado, aunque puede renovarse. Mientras los hombres pueden tener todas las esposas temporales que deseen, las mujeres sólo pueden tener un esposo a la vez.