Saltar al contenido

Amnistía Internacional condena enérgicamente la demolición de 2 nuevas viviendas en Puerta de Hierro

Viviendas destruidas en Puerta de Hierro cc by-nd Crónica Popular

Continúan los desalojos forzosos contra 54 familias gitanas

Madrid.- Amnistía Internacional condena enérgicamente los derribos el día de hoy de otras dos viviendas en el poblado gitano de Puerta de Hierro (Madrid). Las autoridades españolas, al llevar a cabo estos desalojos sin garantías, están incurriendo en una grave violación contra los derechos humanos.

Con los derribos realizados en la madrugada de hoy, se agrava la ya dramática situación de las 54 familias del poblado. El derribo de las dos viviendas, realizado por el Ayuntamiento de Madrid y con presencia de la Policía Municipal, ha comenzado sobre las 6 horas. El Samur Social, tras los derribos, se limitó a ofrecer a una de las personas alojamiento de emergencia por dos días.

“Los desalojos en los que no hay garantías tales como una consulta genuina previa, el ofrecimiento de un alojamiento adecuado, un examen de la proporcionalidad de la medida y una valoración de su impacto, entre otras, contravienen las normas internacionales de derechos humanos. En este caso la actuación del Ayuntamiento está muy lejos de haberse ajustado a dichas garantías”, señaló Giulia Tamayo, investigadora de Amnistía Internacional.

Por todo ello, Amnistía Internacional se ha dirigido de manera urgente a la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, para instarle a detener los desalojos y derribos en el poblado de Puerta de Hierro que contravengan la normativa internacional, proporcionar realojo adecuado a todas las personas y garantizar la reparación de los daños causados.

Amnistía Internacional recuerda que el propio Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de Naciones Unidas ha mostrado preocupación por el hecho de que en España se lleven a cabo desalojos forzosos sin las debidas garantías legales.


Dos años de desalojos
En julio de 2010, el Ayuntamiento de Madrid, comenzó a ejecutar los primeros derribos bajo la alegación de “erradicar el chabolismo” y de “disciplina urbanística”. Desde esa fecha, el Ayuntamiento ha procedido a sucesivos desalojos, la mayoría de ellos en horas de madrugada, derribando 52 de las 54 viviendas.

En ninguna de las operaciones de derribo llevadas a cabo en el poblado de Puerta de Hierro por las autoridades municipales estuvo presente ningún funcionario judicial. En numerosos casos se procedió a los derribos sin previo aviso, sin exhibir órdenes judiciales o sin que las personas agotaran los recursos judiciales. Al hacerse sin anuncio previo, y en muchos casos a altas horas de la madrugada, se impidió a los pobladores a asistirse mutuamente, y tampoco se dio tiempo a las personas a reunir y salvar sus pertenencias.

Los desalojos forzosos tienen consecuencias devastadoras para la vida de las personas del poblado de Puerta de Hierro. Especialmente para las mujeres, que están en primera línea en la defensa del derecho a la vivienda para los miembros de su comunidad. En el contexto de los desalojos llevados a cabo en los últimos dos años, 4 mujeres gestantes presentaron problemas en sus embarazos y al menos 2 perdieron a sus bebés, días después de haberse producido el desalojo.


Información complementaria
El poblado de Puerta de Hierro se formó en 1961. Cinco generaciones han vivido allí en casas de cemento y ladrillo. 300 personas siguen viviendo ahí. Se trata de un colectivo especialmente vulnerable por contar con 70 menores de edad, además de personas con discapacidad, personas con problemas cardíacos y enfermos de cáncer.

Al carecer de alternativas en materia de realojo, las familias afectadas por los derribos han continuado en el poblado en medio de los escombros y en condiciones de hacinamiento.

/// FIN

Cómo puedo ayudar