Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Amnistía Internacional condena el asesinato del parlamentario Antoine Ghanim

Londres.- Amnistía Internacional condena enérgicamente el asesinato del miembro del Parlamento libanés Antoine Ghanim, cometido ayer en un atentado con explosivos que, según informes, mató al menos a seis personas más. La organización pide que se ponga a los responsables a disposición judicial.

Antoine Ghanim, de 64 años, era abogado de profesión y un destacado miembro de la comunidad cristiana maronita de Líbano. Era miembro del Parlamento desde 2000 y representaba al partido de la Falange, otro de cuyos líderes, Pierre Gemayel, fue asesinado en noviembre de 2006. El partido de la Falange forma parte de la coalición gobernante 14 de Marzo, que llegó al poder en las elecciones parlamentarias celebradas en 2005, tras el asesinato del ex primer ministro Rafiq Hariri en febrero de ese año. La muerte de Hariri, por la explosión de un potente coche bomba en el centro de Beirut, que mató también a 22 personas más, generó protestas generalizas contra el gobierno sirio y condujo a la retirada, a finales de mayo de 2005, de las tropas sirias destacadas en Líbano, donde eran una fuerza dominante. Bajo los auspicios del Consejo de Seguridad de la ONU se inició una investigación criminal, y a continuación el gobierno libanés y la ONU acordaron establecer un tribunal internacional especial en La Haya para juzgar a los presuntos autores del asesinato de Rafiq Hariri y de varios atentados y homicidios más de políticos y periodistas libaneses cometidos posteriormente.

El homicidio de Antoine Ghanim ayer es el más reciente de esta serie de atentados, dirigidos todos ellos contra políticos y periodistas conocidos por sus críticas u oposición al gobierno sirio y a su continua influencia en Líbano. Sin embargo, él gobierno del país vecino ha negado toda responsabilidad en ello, y, según informes, ayer condenó el asesinato de Antoine Ghanim, calificándolo de “acto criminal” que podría menoscabar las perspectivas de reconciliación política en Líbano.

No cabe duda de que, por el momento en que se ha cometido, el asesinato de Antoine Ghanim parece haber tenido por objeto provocar inestabilidad y nuevas divisiones políticas ante la celebración de una sesión decisiva del Parlamento prevista para la próxima semana. El principal asunto que se tratará en esta sesión es la elección de un nuevo presidente del país para sustituir al general Emile Lahoud, que ocupa actualmente el cargo. Por acuerdo, el nuevo presidente debe proceder de la comunidad cristiana maronita.