Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Amnistía Internacional acoge con satisfacción el traslado del detenido español en Guantánamo

Madrid.- Amnistía Internacional (AI) acoge con satisfacción la noticia del fin de la reclusión del español Hamed Abderrahaman Hamed en la base estadounidense de Guantánamo y de su traslado a España mañana viernes. Según informaciones oficiales, agentes del Cuerpo Nacional de Policía se encuentran en Guantánamo para traer al detenido a España, después de haber estado sometido a dos años de limbo jurídico, sin cargos, juicio y sin acceso a abogados o familiares.

 

Amnistía Internacional ha trabajado intensamente para que cesara la situación de indefinición e indefensión jurídica en la que han permanecido durante más de dos años los presos que EE.UU. mantiene retenidos en su base de Guantánamo, en clara violación de principios fundamentales del Derecho Internacional Humanitario y de los Derechos Humanos; trabajando muy de cerca el caso del español.

 

En relación con este traslado, Amnistía Internacional quiere recordar al Gobierno español las obligaciones que le impone el Derecho Internacional, insistiendo en la necesidad de hacer efectivas las garantías y derechos fundamentales que deben asegurarse a toda persona detenida. Entre ellos, la organización internacional destaca:

  • La inmediata puesta a disposición judicial una vez llegue a España.
  • Asistencia médica adecuada, que incluya un facultativo de su elección.
  • Presencia de un abogado de su elección en cualquier interrogatorio que se realice al detenido, ya sea durante su traslado, o a su llegada a España.
  • Acceso directo e inmediato a su familia.

Amnistía Internacional con anterioridad ha mostrado su preocupación porque aquellas personas acusadas de "terrorismo" (como es el caso de Hamed Abderrahman Hamed), según la Ley de Enjuiciamiento Criminal, pueden ser sometidas a un periodo de incomunicación de hasta un total de 13 días. Para AI, el periodo de incomunicación en ocasiones contempla restricciones severas a los derechos de detenidos y presos a la asistencia letrada y de profesionales de salud de su elección.

 

Antecedentes

Hamed Abderrahman Hamed dejó España para viajar a Londres en junio de 2001. Era la primera vez que dejaba su casa, y fue la última vez que le vieron. Hamed fue capturado en Pakistán, durante la guerra de Afganistán. Ni la familia, ni su abogado saben exactamente cuando fue trasladado a Guantánamo, el único español detenido en la base estadounidense. Desde que dejó su casa hasta ahora la familia sólo recibió tres cartas suyas, la última en octubre del 2002. Durante este tiempo, al igual que el resto de los detenidos en Guantánamo, Hamed  ha estado sin cargos, sin juicio, y sin acceso a un abogado o ningún contacto con la familia. La familia, con la que Amnistía Internacional está en contacto, no ha recibido ninguna información por parte de las autoridades españolas, sobre la situación de Hamed, ni sobre su traslado.