Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Activistas de Amnistía Internacional reciben con un velero de bienvenida al Aquarius

Embarcación de Amnistía Internacional con el cartel de Yo Acojo / AI

  • Activistas de Amnistía Internacional colocan pancartas de “Yo Acojo” para la llegada de los barcos con las 629 personas que quedaron a la deriva después de que Italia y Malta cerraran sus puertos para impedirles desembarcar
  • El gobierno español tiene ahora dos pasos que dar: estudiar cada caso individualmente y reformar el sistema de acogida para que no acaben en la indigencia

 

Madrid.- Las 629 personas migrantes y refugiadas que fueron rescatadas por el Aquarius y que quedaron a la deriva cuando Italia y Malta se negaron a permitir su atraco, hasta que España se ofreció para hacerlo, han llegado este domingo al puerto de Valencia, después de que España se ofreciera para permitirlo.Activistas de Amnistía Internacional les han recibido con un velero con el mensaje “Yo Acojo/I Welcome/Benvinguts” y con pancartas de bienvenida en el puerto de la localidad. La organización valora la iniciativa de solidaridad y humanidad llevada a cabo por el gobierno español y la Comunidad valenciana, pero recuerda que además es necesario que se estudie cada caso individualmente para que se identifiquen a las posibles personas refugiadas y que se reforme el sistema de acogida y asilo para que estas personas que llegan no acaben en la indigencia. 

“El Gobierno español tiene la oportunidad para mostrar que esto no queda solo en palabras y gestos. Es necesario que adopten todas las medidas necesarias para revisar el actual sistema de asilo y acogida que está obsoleto y no se adecúa a las necesidades de las personas refugiadas y solicitantes de asilo que están llegando a nuestras fronteras”, ha asegurado Esteban Beltrán, director de Amnistía Internacional España. 

Para la organización es fundamental que el gobierno liderado por Pedro Sánchez dé a partir de ahora los pasos adecuados. “Lo primero que se debe hacer, además de atender las necesidades médicas de las personas que llegan y proporcionarles las necesidades básicas de alimentación y ropa, es estudiar cada caso individualmente, para que se identifique a los posibles refugiados y para que la entrada en los Centros de Internamiento para Extranjeros (CIEs) sea la última de las opciones”, afirma el director de Amnistía Internacional España. 

“Durante demasiado tiempo se ha encerrado, como si hubieran cometido un delito, a las personas migrantes que llegaban a España, y debemos recordar que los CIES solo deben emplearse cuando se han usado todas las medidas alternativas posibles”, añade Beltrán. 

La Unión Europea, indiferente
A finales de este mes de juniose negocia en una reunión del Consejo Europeo el Sistema Europeo Común de Asilo (SECA). De cara a esas negociaciones Amnistía Internacional pide a España que adopte un rol proactivo para que se garantice un mecanismo obligatorio de acogida de personas refugiadas de manera justa y equitativa para todos los países de la UE, de forma que los Estados miembros cumplan con sus obligaciones de protección aceptando una responsabilidad compartida, y faciliten, entre otros aspectos, la reunificación familiar. 

Más información
El barco de Médicos Sin Fronteras (MSF) y Sos Mediterranée rescató en la madrugada del domingo 10 de junio a 629 personas, entre las que se encontraban 123 menores no acompañados, 11 niños y niñas y siete mujeres embarazadas. Las autoridades italianas y maltesas impidieron desembarcar a las personas a bordo en sus puertos, incumpliendo así con el principio de rescate en el mar, y debilitando el actual sistema de salvamento y rescate. Esta decisión de rechazar el desembarco de las personas a bordo del Aquarius debe ser condenada por los Estados miembros de la Unión Europea, puesto que sus tripulantes deberían haber podido llegar al puerto seguro más cercano. Además, la falta de voluntad política para cumplir con sus obligaciones internacionales por parte de Italia y Malta pone en riesgo a miles de personas migrantes y refugiadas a la deriva en el mar Mediterráneo.

Amnistía Internacional tiene en marcha una ciberacción con las principales peticiones para el nuevo gobierno de Pedro Sánchez, entre las que destaca las relacionadas con las políticas de migración y asilo.