Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Activista formalmente acusado de “subversión” por apoyar las protestas de Hong Kong

Un soldado chino hace guardia frente a la puerta de Tiananmen, a las afueras de la Ciudad Prohibida el 27 de octubre de 2014 en Beijing, China © Kevin Frayer / Getty Images

Las autoridades chinas parecen haber intensificado la campaña represiva contra los activistas de China continental por apoyar pacíficamente las protestas de Hong Kong; así lo ha afirmado Amnistía Internacional tras conocerse que uno de ellos ha sido acusado de “incitar a la subversión”.

Wang Mo, de la ciudad meridional de Guangzhou, fue arrestado formalmente el lunes, según su abogado. Si es declarado culpable, podría ser condenado a más de cinco años de cárcel.

Wang, destacado activista del Movimiento Calle del Sur, es un activo ciberactivista y recientemente fue fotografiado junto a otros tres sosteniendo una pancarta de apoyo a las protestas de Hong Kong en favor de la democracia.

“Todo acto de hostigamiento contra activistas por manifestar pacíficamente su apoyo a las protestas de Hong Kong es vergonzoso, pero la grave acusación de incitación a la subversión formulada contra Wang es un dato sumamente alarmante”, ha dicho William Nee, investigador de Amnistía Internacional sobre China.

Se teme que su caso marque el inicio de una oleada de cargos similares contra las decenas de simpatizantes de las protestas de Hong Kong en China continental.”

Más de un centenar de activistas han sido detenidos en China continental desde que comenzaron las manifestaciones de Hong Kong el 26 de septiembre de 2014. Al parecer, al menos 33 continúan bajo custodia.

La mayoría, como Wang, estuvieron recluidos inicialmente como sospechosos de un cargo menor, “provocar peleas y crear problemas”. Dos de los activistas que aparecían en la fotografía con Wang, Xie Wenfei y Sun Tao, continúan detenidos, mientras que el tercero, Sun Liyong, fue liberado este mismo mes.

Se ha recluido a personas por subir fotografías a Internet con mensajes de apoyo,  por afeitarse la cabeza en señal de solidaridad o por tener previsto viajar a Hong Kong para participar en las protestas. Las autoridades han citado a varias decenas más para su interrogatorio, lo que eufemísticamente llaman “invitar a tomar el té".

Los censores del Estado chino han intentado prohibir las fotografías y bloquear todas las alusiones positivas en Internet a las protestas en favor de la democracia, y los periódicos y canales de televisión sólo están autorizados a dar noticias y comentarios que cuenten con la aprobación del gobierno.  El sitio web de la BBC y la plataforma Instagram para compartir fotografías están prohibidos desde el mes pasado.