Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

A pesar del desbloqueo de los sitios web, aún no hay libertad de expresión

"Acogemos con satisfacción la noticia de que las autoridades han levantado hoy el bloqueo de nuestro sitio web en el centro de prensa de la sede olímpica y posiblemente en otros lugares de Pekín”, ha dicho Roseanne Rife, subdirectora del Programa Regional para Asia y Oceanía de Amnistía Internacional. 


“Sin embargo, el bloqueo y el desbloqueo arbitrario de ciertos sitios supone un incumplimiento de la obligación de ajustarse a las normas internacionales sobre libertad de información y expresión.”

 

Los periodistas destinados en Pekín han informado a Amnistía Internacional de que el sitio web de la organización, al igual que otros, como los de Human Rights Watch, Radio Free Asia y las emisiones en chino de la BBC, ya no está bloqueado en el centro de prensa de la sede olímpica. Algunos informes indican que estos sitios también son accesibles en otros lugares de Pekín, aunque con diversos grados de disponibilidad.

 

Continúa el bloqueo de otros sitios web que se ocupan de cuestiones políticas o de derechos humanos, como el creado por Amnistía Internacional para fomentar el debate sobre los derechos humanos en China durante el periodo previo a las Olimpiadas (www.thechinadebate.org). 

 

"Como el resto del mundo, los ciudadanos chinos tienen derecho a acceder a la información y a expresarse en línea sobre todos los ámbitos de debate público legítimo, incluido el de los derechos humanos. Seguimos instando a las autoridades a que garanticen el acceso sin trabas a Internet, en cumplimiento de las promesas oficiales de ‘total libertad de prensa’ durante las Olimpiadas y de las normas internacionales de derechos humanos”, ha dicho Roseanne Rife.

 

Las autoridades chinas han encarcelado a varios periodistas chinos por colgar en la red información considerada delicada desde el punto de vista político o acceder a ella. Entre los periodistas encarcelados figura Shi Tao, que sigue cumpliendo una pena de diez años de cárcel por enviar a un sitio web del extranjero un mensaje de correo electrónico en el que revelaba las instrucciones oficiales recibidas por los periodistas respecto al tratamiento que debían dar al 15 aniversario de la represión de 1989 de Tiananmen en Pekín.

 

Amnistía Internacional también ha señalado que la decisión de las autoridades chinas de desbloquear algunos sitios web parece provocada por la gran preocupación expresada por la opinión pública sobre la cuestión, como la del Comité Olímpico Internacional (COI), que sólo unos días antes había permitido a las autoridades chinas mantener el bloqueo de ciertos sitios.

 

"Cuando la diplomacia silenciosa sobre los derechos humanos falla, una fuerte presión de la opinión pública puede tener un claro efecto –ha dicho Roseanne Rife–. Seguimos instando al COI y a los líderes mundiales que piensan asistir a los Juegos a defender los derechos humanos y a los activistas de derechos humanos chinos que de hecho han sido silenciados."
 
FIN/