Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

28 de junio: Día del Orgullo Gay y Lésbico

A pesar de los avances, la homosexualidad sigue perseguida incluso en países en que no es ilegal

 

Madrid.- A lo largo de 2007 la persecución legal por orientación sexual ha retrocedido en el mundo. A día de hoy, como ejemplo, ningún país europeo ni de habla hispana penaliza las relaciones homosexuales consentidas entre adultos. Nicaragua, único país latinoamericano que mantenía leyes que penalizaban las relaciones de gays y lesbianas, ha aprobado reformas legislativas que despenalizan la homosexualidad.

 

A pesar de ello, la homosexualidad se sigue persiguiendo por ley en gran cantidad de países, e incluso en algunos países en que no es ilegal sufre persecución por parte de las autoridades.

 

Fomento institucional de actitudes homófobas

Amnistía Internacional ha detectado una tendencia en las autoridades de algunos países a fomentar actitudes homófobas, aunque la homosexualidad no se persiga por ley.

 

En varios países europeos, los Gobiernos violan el derecho a la libertad de expresión prohibiendo manifestaciones y actos públicos de activistas LGBT. Es el caso de Lituania, donde el alcalde de Vilna se negó a conceder la autorización para que el camión de una gira contra la discriminación patrocinada por la Unión Europea hiciera escala en esa ciudad; o de Rusia, donde incluso parlamentarios europeos fueron detenidos en Moscú junto a activistas LGBT al intentar entregar al alcalde una petición instándole a respetar el derecho a la libertad de expresión y protestando contra su decisión de prohibir la Marcha del Orgullo Gay de 2007.

 

Otros Estados niegan la necesaria protección a estos colectivos, que se ven hostigados y atacados violentamente cuando realizan actividades públicas de defensa de sus derechos. En Hungría, las fuerzas policiales no ofrecieron protección a los participantes durante la Marcha del Orgullo Gay celebrada en Budapest el 7 de julio de 2007, cuando fueron atacados con huevos, botellas y cócteles molotov, con un resultado de varias personas heridas.

 

En ocasiones, las propias autoridades propician un clima de intolerancia contra las comunidades LGBT. En Polonia, tanto el entonces presidente y el ex vicepresidente y ministro de educación utilizaron expresiones homófobas, además del anuncio en marzo de 2007 de medidas educativas que castigarían con despido, multa y encarcelamiento a aquellas personas que “promocionaran la homosexualidad y otras desviaciones” en el ámbito educativo.

 

En Camerún, Nigeria y Uganda, activistas LGBT también fueron atacados por varios grupos de la sociedad opuestos a sus reivindicaciones. En Uganda, tras una campaña de amplia repercusión mediática de organizaciones locales defensoras de los derechos del colectivo LGBT, autoridades gubernamentales, medios de comunicación, grupos religiosos y otros grupos, incluido el personal docente, se manifestaron condenando a este colectivo y pidiendo la detención de sus integrantes. Incluso un medio escrito, el periódico The Red Pepper, publicó una lista de personas de las que se aseguraba eran gays y lesbianas. Muchas de estas personas denunciaron hostigamiento y discriminación.

 

Y en Honduras, en marzo de 2007, la policía detuvo de manera arbitraria a Donny Reyes, miembro de la Asociación Arcoiris. En la comisaría, al parecer, un agente se dirigió a los demás detenidos diciéndoles: “Miren, aquí les traigo una princesita, ya saben lo que tienen que hacer”. Reyes declaró a AI que los detenidos interpretaron esta frase como una señal para que lo golpearan y lo violaran, cosa que hicieron repetidamente. Organizaciones LGBT de Honduras han denunciado que unas 200 personas LGBT fueron asesinadas en Honduras entre 1991 y 2003. Pocos de estos homicidios se han registrado oficialmente como crímenes de odio y aún son menos los que han sido investigados o aquellos cuyos responsables han comparecido ante la justicia.

 

Los defensores y defensoras de derechos humanos del colectivo LGBT corren especial riesgo en varios países, y pueden ser objeto de homicidios, detención arbitraria, denuncias falsas, amenazas... Muchos se han visto obligados a huir de sus hogares y, en ocasiones, de su país.

 

Avances en derechos

Frente a estas muestras de la homofobia y persecución legal que aún pervive en todo el mundo, durante el último año se han producido algunos avances en la equiparación de los derechos de las personas LGBT. En Hungría, el Parlamento aprobó un proyecto de Ley que permitirá a las parejas del mismo sexo registrar sus uniones civiles a partir de 2009, concediendo los mismos derechos que a los cónyuges, excepto en lo relativo a la adopción. En Bulgaria, el nuevo Plan Nacional de Protección contra la Discriminación, contiene disposiciones sobre todas las áreas de discriminación contempladas en la legislación búlgara, entre ellas la orientación sexual. En Taiwan, la Asamblea Legislativa aprobó diversas modificaciones a la Ley de Prevención de la Violencia Doméstica y amplió el alcance de la ley para incluir a las personas del mismo sexo que viven juntas y a las parejas que cohabitan sin estar casadas. Y en China, el Tribunal de Última Instancia declaró discriminatoria una ley que consideraba delictivas las relaciones sexuales en público cuando las mantenían personas del mismo sexo, pero no cuando se trataba de relaciones heterosexuales.

 

Así mismo, el reconocimiento y protección de los derechos humanos de las personas LGBT adquiere cada vez mayor atención por parte de los organismos internacionales. Durante 2007, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos desestimó un recurso de Polonia contra su fallo inicial (dictado en mayo) en favor de los activistas de los derechos de las comunidades LGBT. Éstos habían impugnado con éxito la prohibición de celebrar la Marcha por la Igualdad en Varsovia en junio de 2005. El Tribunal Europeo sostuvo unánimemente que la prohibición era ilegal y discriminatoria.

 

Más recientemente, el 3 de junio de 2008, la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) adoptó por unanimidad una resolución en la que condena las violaciones de los derechos humanos basadas en la orientación sexual e identidad de género, recogiendo los principios de Yogyarta sobre la Aplicación de la Legislación Internacional de Derechos Humanos en Relación con la Orientación Sexual y la identidad de Género.

 

Nueva ciberacción

Amnistía Internacional pone en marcha el 1 de julio una ciberacción en www.actuaconamnistia.org para pedir a las autoridades hondureñas que se realice una investigación exhaustiva sobre las agresiones sufridas por Donny Reyes y el acoso que están sufriendo los miembros de la organización Arcoiris, que sus resultados sean públicos y se lleve a los responsables ante la justicia, además de pedir al Gobierno de Honduras que garantice la protección de los derechos de las personas del colectivo LGBT.

 

Participación de AI en la Manifestación del Orgullo Gay en Madrid

Con el lema Basta de persecución. Protección para los defensores de derechos LGBT, la Sección Española de Amnistía Internacional se suma a la movilización en conmemoración del Día del Orgullo Gay y Lésbico a favor de los derechos humanos y libertades de las personas homosexuales, bisexuales y transgénero, del sábado 5 de julio en Madrid.