Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar
  • Blog
Pancarta "Todo irá bien". © AI

Todo irá bien... si combatimos el coronavirus con derechos humanos

Por Amnistía Internacional, 

Todo irá bien. Tarde o temprano, terminaremos con el coronavirus. Volveremos a pasear por la calle, a charlar con amigos/as, a viajar libremente. Pero solo lo habremos logrado de verdad si los derechos humanos se ponen en el centro de todas nuestras acciones. Si los gobiernos tienen en cuenta a las personas más vulnerables en sus medidas. Si las personas logran sacar su lado más humano.

La crisis del coronavirus debe reafirmar, y no abandonar, los derechos de todas las personas. El bienestar de la gente tiene que estar por encima de todo. Esto significa que se debe priorizar la ciencia, cuidar a las personas más vulnerables, dar información de la forma más rápida y transparente posible y construir confianza y responsabilidad.

En España, Amnistía Internacional es consciente de la gravedad de la situación sanitaria y valoramos de forma positiva las medidas del Gobierno. También ponemos en valor la gran oleada de solidaridad que está surgiendo. Pero recordamos: los derechos humanos deben estar en el centro de cada decisión tomada, de cada paso avanzado, de cada gesto cotidiano que hagamos.

Para ello, compartimos 5 claves para no olvidar los derechos humanos en tiempos de coronavirus:

1. La sanidad pública debe ser reforzada

Es urgente. La sanidad pública debe contar con los recursos humanos y materiales necesarios durante toda la emergencia sanitaria. También se debe incrementar la seguridad de los y las profesionales del sector sanitario frente al potencial peligro de contagio del COVID-19. Todas las personas que trabajan en servicios de salud deben contar con materiales de protección y acceder a tests de detección del coronavirus.

2. Las personas “invisibles” también deben ser atendidas

Todas las personas que se encuentran en nuestro país deben acceder a atención sanitaria sin ningún tipo de discriminación. Esto incluye también a personas que suelen ser “invisibles” en la sociedad: migrantes en situación administrativa irregular, personas reagrupadas legalmente con sus familiares en España, menores no acompañados/as o solicitantes de asilo. La atención debe ser para todas, sin excepción.

Aparte de en los centros de salud y hospitales, el gobierno debe garantizar que haya tratamientos y tests de detección en, entre otros lugares:

  • Centros de acogida de menores.
  • Centros de Estancia Temporal de inmigrantes (CETI)
  • Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE)
  • Prisiones

Desde Amnistía Internacional, llevamos años defendiendo que el sistema público de salud español debe ser universal y tener los recursos adecuados. Lo hicimos cuando una ley dejó sin tarjeta sanitaria a más de 750.000 personas Y también cuando, con la excusa de la crisis, se produjeron graves recortes. Y lo seguiremos haciendo, siempre que haga falta.

3. Las personas más vulnerables deben ser protegidas

Las personas más afectadas por esta crisis tienen que acceder mínimamente a derechos básicos. Una vivienda. Comida. Por ello, pedimos al Gobierno que la moratoria del pago de hipotecas se extienda también al pago del alquiler cuando el propietario es un gran tenedor de vivienda (es decir, entidades financieras o personas titulares de una superficie habitable de más de 1.250 m2)

Además, ninguna persona sin recursos puede quedarse en la calle como consecuencia de un desahucio. Ahora menos que nunca. Sería inadmisible.

4. Más recursos para las mujeres víctimas de violencia de género

El aislamiento puede poner a las mujeres víctimas de violencia de género en una posición de mayor riesgo. Por eso, es necesario que cuenten con atención telefónica reforzada y que tengan toda la información sobre todos los recursos que están a su alcance. Además, si lo necesitan, deben recibir una respuesta inmediata.

5. La ciudadanía debe sacar su lado más humano

Las personas tienen una gran responsabilidad para que esta crisis termine de la forma más rápida posible y ocasionando el menor daño posible. Hacemos un llamamiento a todas las personas a respetar las indicaciones del gobierno y comunidad médica y a participar, en la medida en que pueda, en las acciones de solidaridad que están surgiendo por los derechos humanos y por la sanidad pública en las redes, en los balcones, en los vecindarios. Millones de personas están sacando su lado más humano, ¡únete!

Porque de esta crisis puede surgir algo nuevo. Porque nos une un objetivo común: terminar con el virus. Cada vez que nos quedamos casa. Cada vez que salimos a aplaudir a nuestros balcones por la sanidad pública. Cada vez que nos acordamos de nuestras personas mayores y las cuidamos, estamos combatiendo al coronavirus con derechos humanos. Y si gobierno y ciudadanía actúan correctamente, #TodoIráBien.