Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar
Imagen de Shawkan a todo color obra realizada y cedida por el artista argelino "El MousTach".

El 21 de marzo, nuevo juicio para Shawkan. ¡Consigamos su libertad!

Por Amnistía Internacional,

El periodismo no es un delito, pero los principios de la libertad de expresión y de la libertad de prensa están amenazados en todo el mundo. 

El fotoperiodista egipcio Mahmoud Abu Zeid (conocido también como “Shawkan”) lleva más de tres años en prisión tras fotografiar la violenta respuesta de las fuerzas de seguridad a una sentada de protesta en El Cairo. Ha sido torturado bajo custodia y acusado de nueve cargos. Entre ellos, uno por “asesinato”, por el que podría ser condenado a muerte. 

Shawkan es uno de los al menos 20 periodistas detenidos por su trabajo en Egipto, según el Sindicato de la Prensa de este país.

“Soy un periodista sin más filiación que su profesión”, nos escribió en una carta desde la cárcel. “¿A qué viene tanta opresión y persecución? ¿No ha sido suficiente?”

Mohammed Abu Zeid estaba simplemente haciendo su trabajo cuando lo detuvieron en 2013, mientras tomaba fotografías de la disolución violenta por las fuerzas de seguridad de una acampada en la plaza de Rabaa al Adaweya de El Cairo, que dio lugar a terribles homicidios masivos. Su detención tiene una motivación claramente política, y las autoridades egipcias no deben tenerlo ni un día más privado de libertad: tomar fotografías no es ningún delito”, ha señalado Najia Bounaim, directora adjunta de campañas de la oficina regional de Amnistía Internacional en Túnez capital.

La lista de injusticias cometidas contra Mohammed Abu Zeid es muy larga. Ha sufrido tortura y palizas bajo custodia policial, fue interrogado por el fiscal sin la presencia de un abogado y se negó a su abogados el acceso a documentos clave de la causa judicial, lo que menoscabó su capacidad para preparar la defensa. Durante el tiempo que lleva en prisión sólo ha recibido de manera esporádica la medicación necesaria para la hepatitis C que padece.”


Activistas de Amnistía Internacional piden la puesta en libertad de Shawkan. © Ayman Ared Saad

De acuerdo con la legislación egipcia, si la persona detenida en espera de juicio no es condenada en el plazo de dos años debe ser puesta en libertad. El derecho y las normas internacionales hacen hincapié en que la detención previa al juicio ha de ser una medida excepcional, que sólo debe tomarse en circunstancia específicas, como que se haya determinado que existe riesgo sustancial de huida, de causar daño a otras personas o de interferir en la pruebas o la investigación, y no pueda mitigarse por otros medios.

La organización lo considera preso de conciencia, detenido únicamente por el ejercicio pacífico de su derecho a la libertad de expresión, y pide a las autoridades egipcias que lo dejen en libertad de inmediato y sin condiciones y retiren todos los cargos contra él. 

El próximo martes 21 de marzo se va a celebrar un nuevo juicio para Shawkan. Ayúdanos a presionar a las autoridades egipcias. 

¡FIRMA PIDIENDO SU LIBERTAD!

¡FIRMA!

Cómo puedo ayudar