Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar
  • Blog
U Kyaw Hla Aung con su Tarjeta de Registro Nacional, un documento de los años 50 que prueba que ha vivido en Myanmar durante mucho tiempo. © Burma Times

"No escribas que soy el héroe de la comunidad rohingya. Hago esto por todo el mundo"

Simpatizantes y activistas de Amnistía Internacional enviamos cartas de apoyo a U Kyaw Hla Aung mientras estuvo en la cárcel. Este abogado de 75 años pertenece a la perseguida minoría rohingya y ha sido encarcelado repetidamente a causa de su trabajo político pacífico en Myanmar.

 

Hemos aprovechado para hablar con él y preguntarle por su lucha. Y esto es lo que nos ha contado.

¿Qué significa ser rohingya en Myanmar?

La gente nos teme porque somos musulmanes. El Gobierno no quiere darnos la nacionalidad, aunque hayamos nacido aquí y hayamos vivido en el Estado de Rakhine [Myanmar occidental] desde hace mucho tiempo. Nos han estado llamando bengalís [de Bangladesh] desde 1971. Su política es sacar a los rohingya de este país.

A usted le dejaron salir de prisión el 7 de octubre de 2014, después de más de un año en la cárcel. ¿Por qué estaba allí?

Como soy abogado, no les gustaba que me reuniera con embajadores y periodistas, así que montaron un caso contra mí y me arrestaron.

Ha recibido cartas de simpatizantes de Amnistía Internacional de todo el mundo. ¿Qué significaron para usted?

He estado muy feliz de recibir estas cartas. Me animaban física y moralmente. Estoy muy agradecido porque esas cartas llamaron la atención sobre mí y las autoridades tuvieron que cuidarme, a mí y a mi salud.

Está casado y tiene siete hijos. ¿Cómo ha afectado su activismo a su familia y a usted mismo?

Mi familia apenas sobrevivía mientras estuve en prisión. Mi hija tenía que venir todas las semanas a la cárcel para pagar a la policía y que así me dieran de comer.

¿Dónde vive ahora?

Vivo en una cabaña de bambú en un campo para desplazados internos cerca de Sittewe [la capital del Estado de Rakhine]. Para mí es difícil vivir aquí: no puedo hacer algunas cosas abiertamente porque el Gobierno me está vigilando. La comunidad no quiere que me vaya, pero mi salud no es buena y mis hijos no pueden acceder a una educación o a servicios de salud.

¿Qué tiene que ocurrir para que se ayude a los rohingya?

El Gobierno tiene que darnos la nacionalidad y la comunidad internacional también debería reconocer a los rohingya como ciudadanos de Myanmar.

¿Cómo se describiría a sí mismo?

No escribas que soy el héroe de la comunidad rohingya. Hago esto por todo el mundo.

Para saber más: Myanmar: la historia de los derechos humanos tras el maquillaje