Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar
  • Blog

Los peores violadores de derechos humanos del Universo Marvel

Por Amnistía Internacional, 

Se ha estrenado Vengadores: Endgame, la última entrega de una franquicia de 22 películas que comenzó hace más de diez años con Iron Man. Basado en los cómics creados por Jack Kirby y Stan Lee, el Universo Cinematográfico Marvel es la franquicia cinematográfica más exitosa de todos los tiempos.

Pero, como en todo gran momento de la cultura popular, no podía faltar una ONG que aproveche la ocasión como oportunidad de aprendizaje. Hemos consultado a nuestros expertos sobre Marvel para examinar el historial de derechos humanos de los mayores villanos de Los Vengadores con arreglo a los conceptos de justicia internacional del mundo real.

Vamos a decirles quiénes son, en nuestra opinión, los peores autores de abusos contra los derechos humanos del Universo Cinematográfico Marvel. Preparen las palomitas, y si no han visto alguna de las películas anteriores, se lo advertimos: este post está lleno de spoilers que se las destriparán.

Los krees

Abusos contra los derechos humanos: genocidio y asesinato en masa.

La última entrega se ocupa de las consecuencias de uno de los crímenes más graves de la saga: el asesinato en masa por Thanos de la mitad de todas las criaturas vivientes del Universo.

Aunque esta atrocidad perpetrada por Thanos es, con mucho, la peor por su enorme magnitud, destruir con un chasquido de sus dedos la mitad de la vida del universo fue, de hecho, un acto de asesinato en masa indiscriminado, pues no supuso la elección de ningún grupo concreto.

El genocidio es un crimen contra la humanidad que normalmente implica asesinatos en masa, pero no todos los asesinatos en masa constituyen genocidio.

Esto es porque el genocidio implica ciertos actos cometidos con la intención de destruir, totalmente o en parte, un grupo nacional, étnico, racial o religioso.

Al igual que otros crímenes contra la humanidad, el genocidio se considera una de las violaciones de derechos humanos más graves que es posible cometer. Y por eso los krees, una de las razas más poderosas del universo Marvel, están entre los peores perpetradores de abusos contra los derechos humanos del Universo Cinematográfico Marvel.

En la película Capitana Marvel, supimos que, aunque se presentan como pacificadores, nada más lejos de la realidad: los krees son de hecho un grupo belicista que pretende aniquilar a otro grupo, los skrulls, en una guerra que constituye genocidio por su intención de destruir a todo el grupo.

El film traza para la audiencia un importante arco narrativo a través del descubrimiento de Carol Danvers de que los krees han presentado a los skrulls como un adversario extranjero peligroso, cuando en realidad se trata de una comunidad que intenta ponerse a salvo.

Como tantas veces se ha visto en la historia de la humanidad, esta táctica de considerar diferente al “otro”, utilizando algún rasgo de la identidad de un grupo para deshumanizar y convertir en víctimas propiciatorias a sus integrantes, suele ser el precedente de actos de genocidio.

Thanos

Abusos contra los derechos humanos: crímenes contra la humanidad, asesinato en masa, tortura, crímenes de guerra, incluido el ataque contra la población civil y el asesinato y el maltrato de prisioneros de guerra.

Thanos resulta ser el mayor villano de la saga, además de un pésimo ejemplo de ecologista. Este duro enguantado se las arregla para cometer un asesinato en masa de magnitud sin precedente, eliminando la mitad de la vida del universo, y trata de justificarlo descaradamente alegando que su intención es reducir la carga sobre los recursos naturales.

Sin embargo, aunque Thanos probablemente corre parejas con los krees en cuanto a la enorme magnitud de sus crímenes de guerra y sus crímenes contra la humanidad, no podemos pasar por alto otras atroces violaciones de derechos humanos que perpetra, como la brutal tortura emocional y física de sus hijas, Gamora y Nébula.

Con arreglo al derecho internacional de los derechos humanos, toda persona tiene derecho a no ser víctima de tortura u otros tratos o penas crueles, inhumanas o degradantes. A menudo pensamos en la tortura como un acto físico, pero, como demuestra Thanos, quienes están en el poder suelen usar la tortura psicológica para infligir un intenso sufrimiento psíquico. Este tipo de abuso psicológico puede ser tan extremo que constituye también una violación de derechos humanos.

Odín

Abusos contra los derechos humanos: desaparición forzada, posibles crímenes de guerra.

Aunque Odín no es presentado como villano en ninguna de las películas de la saga, no puede soslayarse el hecho de que en su momento el rey de Asgard perpetró graves abusos de derechos humanos con total impunidad.

Supimos de su accidentado historial en el film Thor: Ragnarok, con la revelación de que Odín tuvo una primogénita, Hela, con quien libró una serie de sangrientas guerras para conquistar los Nueve Reinos y establecer un nuevo imperio. En la película no queda claro si estas guerras se libraron contra otros ejércitos o si en ellas se atacó a civiles.

Cuando el deseo de destrucción de Hela sobrepasó al de su padre, éste decidió encarcelarla y borrar todo rastro de ella. Así que, aunque no quede claro si Odín cometió violaciones de derechos humanos en la conquista de los Nueve Reinos, lo que es seguro es que fue el autor de la desaparición forzada de su propia hija.

Con arreglo al derecho internacional de los derechos humanos, se define como desaparición forzada el arresto, la detención, el secuestro o cualquier otra forma de privación de libertad que sea obra de agentes del Estado o con autorización del Estado, seguida de la negativa a reconocer dicha privación de libertad o del ocultamiento de la suerte o el paradero de la persona desaparecida.

Con su acción, Odín puso a Hela fuera de la protección de la ley, que es el motivo por el que las desapariciones forzadas son una violación de derechos humanos tan grave.

Aunque incluir a Odín en esta lista pueda resultar polémico, en realidad, al ser jefe de Estado, él es el primer responsable de proteger y hacer respetar los derechos humanos. Por eso Amnistía Internacional pone mayor énfasis en el escrutinio de las acciones de los Estados en cuanto al respeto de los derechos humanos que en el examen de las acciones de personas o grupos concretos.