Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar
  • Blog
© Private

El mundo no ha olvidado a las mujeres detenidas y torturadas en Arabia Saudí

Todos tenemos una persona con la que conectamos de inmediato. Alguien que sabes que siempre formará parte de tu vida. Una persona con la que puedes hablar fácilmente, aunque haga meses, e incluso años, que no la ves. Para mí, esa persona es Eman Al Nafjan. Alguien de quien estoy orgullosa, que me inspira y me hace reír.

Nos conocimos en 2010, cuando yo vivía en Arabia Saudí. Eman me introdujo a la cultura y la cocina saudíes, y me enseñó útiles frases en árabe. Me llevó por los mágicos zocos de Riad.

Pasábamos horas hablando de todos los aspectos de la vida. Por aquel entonces, ella trabajaba como profesora de inglés en la universidad mientras completaba su doctorado en lingüística. Desde 2010, nuestra tradición ha sido encontrarnos una vez al año para disfrutar de nuevos lugares, visitar museos y ponernos al día. Las dos somos madrugadoras, pero Eman se levanta más temprano que la mayoría. Incluso en vacaciones, a menudo la encontraba sentada a una mesa, por la mañana muy temprano, con una taza de café fuerte en una mano y un periódico en la otra.

El pasado mes de mayo, Eman fue detenida por las autoridades saudíes junto con Loujain al Hathloul, Aziza al Yousef y otras cuatro activistas de los derechos de las mujeres por promover los derechos sociales.

PRESIONA A LAS AUTORIDADES SAUDÍES PARA QUE DEJEN DE REPRIMIR A LAS MUJERES QUE ALZAN SU VOZ.

¡FIRMA!

Eman tiene una mente abierta y le encanta desafiar los límites, sin importarle los riesgos. Incluso cuando discrepa con alguien, siempre se puede hablar con ella abiertamente. Es una erudita sedienta de conocimiento y cultura. Es madre de cuatro hijos: el mayor en la adolescencia y el más pequeño poco más que un bebé. Es una madre dedicada que antepone sus hijos a cualquier otra cosa. Los cuida y se preocupa por ellos como cualquier madre. Quiere que vean el mundo y sus culturas. Les enseña a ser personas buenas y amables. Para mi labor de madre, ha sido una fuente de consejo e inspiración. Una vez le leyó un libro de imágenes a mi hijo pequeño, improvisando una historia sobre la importancia de compartir. Así es Eman, y eso es lo que defiende: justicia, bondad y amor. A Eman no le gusta separarse de sus hijos, especialmente cuando son muy pequeños. Por eso su detención resulta tan devastadora. Es angustioso saber que la han separado a la fuerza de sus hijos durante siete meses, y que se está perdiendo muchos momentos importantes para cada niño.

A pesar de tener hijos, dedica gran parte de su tiempo y su energía a causas más grandes que ella misma y a promover los derechos sociales. Inició su blog Saudiwoman.me en 2008, dos años antes de que nos conociéramos. Era su plataforma para airear sus opiniones sobre la sociedad. Tal como la propia Eman escribe, está orgullosa de Arabia Saudí, de su historia y sus logros. Su objetivo era corregir los malentendidos y hablar sobre la sociedad saudí. Es una mujer fuerte con una pluma aguda, que rápidamente atrajo la atención y el interés de medios internacionales, como The Guardian, Foreign Policy, New York Times y otros.

Escribo esto porque quiero que el mundo sepa quién es Eman al Nafjan. Un alma buena y hermosa que ha sido detenida erróneamente. La gravedad de las acusaciones infundadas y la campaña mediática contra ella son preocupantes. La campaña pacífica y la libertad de expresión nunca son un delito. Más inquietante es la terrible noticia sobre la tortura y las condiciones que sufren muchas activistas de los derechos de las mujeres en Arabia Saudí hoy día. Sus vidas corren peligro.Me preocupa el bienestar de Eman. Pienso en ella a diario. Especialmente al atardecer, cuando puedo dar a mis hijos su beso de buenas noches, sabiendo que Eman echa de menos besar a los suyos.Eman, el mundo no te ha olvidado. Pueden silenciarte, pero seguiremos hablando por ti hasta que te liberen y te reúnas con tus hijos de nuevo.

T.K. (no se utiliza el nombre completo) ha escrito este artículo de apoyo para la campaña emprendida por Amnistía Internacional Noruega para que se libere a las mujeres saudíes encarceladas desde mayo de 2018.

Amnistía Internacional ha instado a los países de la UE a poner fin a su silencio sobre las violaciones sistemáticas de derechos humanos en Arabia Saudí y a pedir la liberación inmediata de estas valientes defensoras de los derechos de las mujeres.

Defender los derechos de la mujer en Arabia Saudí: máximo riesgo

¡Firma!