1961-2021: 60 años actuando por los
derechos humanos en todo el mundo
© Selene Magnolia

© Selene Magnolia

Blog

Culpables de solidaridad: El caso Iuventa

Por Rebecca White,

“Si rescatar a personas que están en peligro es delito, me declaro culpable. Culpable de solidaridad.

Dariush

En una misma semana de abril de 2015, más de 1.200 personas murieron en dos grandes naufragios en el Mediterráneo central, poniendo en evidencia las letales consecuencias de la decisión de los líderes europeos de acabar con las operaciones de búsqueda y salvamento de Italia en octubre de 2014. Para tratar de llenar este catastrófico vacío, unas cuantas embarcaciones de ONG se hicieron a la mar cerca de Libia. El Iuventa se unió a ellas en 2016. Desde que navega, el barco ha salvado a más de 14.000 personas de morir ahogadas.

Sin embargo, en 2017 las autoridades italianas confiscaron la nave e iniciaron investigaciones sobre diez miembros de la tripulación, a quienes acusaron de facilitar la inmigración a Italia desde Libia actuando en connivencia con pasadores de fronteras. Pero no estaban haciendo semejante cosa: sólo estaban salvando vidas.

En enero de 2021 se retiraron los cargos contra seis tripulantes, pero otros cuatro siguen enfrentándose a 20 años de cárcel. Sascha y Dariush son dos de ellos. Desgraciadamente no se trata de un caso aislado. En toda Europa, personas y ONG han sido amenazadas, hostigadas y llevadas ante los tribunales por el simple hecho de ayudar a personas refugiadas y migrantes que lo necesitaban, tanto en tierra como en el mar.

El Iuventa no es sólo un barco de salvamento. Es un símbolo de la oposición a las políticas europeas que han convertido el Mediterráneo en una de las fronteras más letales del mundo. También es un símbolo de solidaridad —y humanidad— hacia personas que huyen de la guerra, la persecución y la pobreza.

“La gente muere ahogada. ¿Por qué nadie habla de esta pesadilla que se desarrolla diariamente en el mar? ¿Por qué es más importante que la gente no llegue a Europa que si consigue sobrevivir?

Dariush

Todo el mundo sabe que la solidaridad no es delito. ¿Pero qué es exactamente? Cuando pedí a los miembros de la tripulación que me dijeran qué significaba la solidaridad, me sorprendió mucho que no hubiera una única definición.

Dariush en el barco de salvamento Iuventa. -

Dariush en el barco de salvamento Iuventa. - © Selene Magnolia

Dariush afirmó: "Para mí la solidaridad es apoyar a las personas, sin importar si las conozco o si tenemos exactamente las mismas opiniones políticas”. Y añadió: “Es la sensación de no estar solo”.

Para Sascha, hay una dimensión política que no puede ser pasada por alto. Es solidario con las personas en movimiento porque puede, y porque las autoridades no lo son.

“Solidaridad es luchar en unión. No les estamos dando voz: ya tienen voz. Están gritando. Y nadie las escucha.

Sascha

Sascha en el barco de salvamento Iuventa.

Sascha en el barco de salvamento Iuventa. - © Iuventa Crew

La solidaridad va más allá de fronteras, regiones y diferencias. Es una forma de imaginarnos —y reclamar— el futuro que deseamos. En su libro de 2020 Feminism, Interrupted (Feminismo, interrumpido), Lola Olufemi describe la solidaridad como “una palabra que implica acción”. Y eso es lo que tienen en común todas las definiciones que he oído. Sea lo que sea lo que signifique solidaridad para ti, lo importante es “la acción”.

Puede ser apoyar a la tripulación del Iuventa y exigir el sobreseimiento de su caso. Al hacerlo, mostrarás solidaridad con todas las personas que buscan seguridad en Europa. Las que lo consiguen y las que no. Como me dijo Sascha:

“Nunca se ha tratado de nosotros, sino de las personas que emprenden esos viajes. Y sigue siendo así”.

Sigue la cuenta de la tripulación del Iuventa (@IuventaCrew) en Twitter, Facebook e Instagram. Amnistía Internacional informará de las novedades sobre el caso.

Contenidos relacionados