Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar
  • Blog
Luisa Marie Neubauer, activista por el cambio climático. © AI/Jan Petersmann

Cinco razones para alzar la voz en las elecciones de mayo

Por Amnistía Internacional, 

1. Por un futuro sin odio

Muchos de nosotros y nosotras compartimos la sensación de que nuestros líderes están llevando a Europa en una dirección totalmente equivocada. Junto con poderosos medios de comunicación, algunos políticos se dedican a propagar el odio y el miedo, a reprimir a activistas pacíficos y a señalar en actitud acusadora a grupos minoritarios por todo aquello que va mal en nuestras sociedades.

La única manera de protegernos y proteger nuestras comunidades del odio, la discriminación, el racismo y el sexismo es levantarse y alzar la voz por aquello en lo que creemos. Y las elecciones al Parlamento Europeo que se celebran en mayo nos brindan una oportunidad excepcional de hacer precisamente eso.

2. Crea un clima por el cambio

Las recientes marchas #SchoolStrike4Climate, iniciadas por la activista sueca de 15 años Greta Thunberg, han demostrado que las personas jóvenes están mucho más comprometidas con emprender acciones radicales para salvar nuestro planeta que los líderes que las representan.

Nuestros políticos deben hacer frente con urgencia al hecho de que Europa es uno de los mayores contaminadores del mundo y actuar de manera resuelta para proteger a las personas, y a nuestro planeta, ahora. La Unión Europea es la mejor situada para liderar la acción global para evitar la catástrofe climática que se avecina.

Las personas jóvenes impulsan ya acciones organizando protestas en todo el mundo contra el cambio climático. Alzar nuestras voces y desafiar a los candidatos y candidatas en las elecciones europeas a que se comprometan a abordar el cambio climático hará que aumenten las probabilidades de que tengan lugar los cambios necesarios y alcancemos un futuro mejor para todas las personas.

Miles de personas se unieron a una "rebelión climática" en Londres, bloqueando el tráfico e interrumpiendo negocios para exigir acciones ante la creciente crisis climática. © AI/Richard Burton

3. Lucha por tus libertades

En las sociedades realmente libres y justas, las personas pueden protestar pacíficamente, unirse a grupos y organizarse en relación con asuntos en los que creen.

Pero en este momento, algunos políticos de Europa trabajan para arrebatarnos esas libertades. En países como Francia, Grecia, Italia o Reino Unido, se actúa contra las personas y se las persigue por el solo hecho de ayudar a quienes huyen  de la guerra, la pobreza y la persecución, y en Hungría el gobierno incluso ha adoptado una ley que tipifica como delito este tipo de acciones. En Polonia, las mujeres hacen frente a violencia de radicales de extrema derecha únicamente por protestar de manera pacífica contra  el odio, y el gobierno ha introducido leyes que amenazan la independencia del sistema judicial.

El Parlamento Europeo puede poner objeciones a nuestros gobiernos cuando amenacen directamente nuestras libertades, y tiene el mandato de hacer rendir cuentas a la Comisión Europea y a nuestros gobiernos cuando no respeten y protejan nuestros derechos. Los políticos que hacen uso de tácticas intimidatorias para atemorizarnos y suprimir nuestras libertades quieren que permanezcamos en silencio. Es una estrategia sencilla: nuestro silencio es su poder. 


Únete a la conversación #HazTuCampaña. © AI

4. Álzate por la igualdad

Podría parecer obvio que todos y todas nacemos iguales, con los mismos derechos. Pero sabemos que muchos de nosotros, como las personas lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales, las personas romaníes, musulmanas y otros miembros de minorías raciales, étnicas o religiosas siguen sufriendo discriminación y ataques.

La violencia sexual contra las mujeres es una realidad escandalosamente generalizada, y la brecha salarial de género supone que las mujeres de la Unión Europea ganan un 16% menos por hora que los hombres.

Tenemos que hacer saber a las personas que ejercen el poder que la discriminación, la violencia y el odio no tienen cabida en nuestra sociedad. Alzando la voz puedes asegurarte de que las personas elegidas saben que quieres que hagan uso de sus cinco años en el Parlamento Europeo para convertir Europa en un lugar más igual, tolerante y respetuoso para vivir.