Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar
  • Blog

Casi 6 millones de mensajes de apoyo a mujeres valientes en todo el mundo

El mayor evento mundial de derechos humanos crece cada año. Escribe por los Derechos 2018 no fue una excepción, y se escribieron millones de mensajes que transformaron las vidas de mujeres activistas en todo el mundo.

Llegaron por decenas, centenares, incluso millares. Fueron estudiantes, padres y madres, personal docente, amigos y amigas: gente corriente que dedicó un momento a publicar un tuit, teclear, dibujar o escribir un mensaje de apoyo a alguien a quien no conocían. Y esto lo hicieron la asombrosa cantidad de 5.911.113 veces como parte de Escribe por los Derechos 2018 de Amnistía, una maratón de envío de cartas anual que se ha convertido en el mayor evento de derechos humanos del mundo.

Lo asombroso no es que la gente escribiera todos esos mensajes, aunque eso también es increíble. No, lo asombroso es la diferencia que esos mensajes marcaron en las vidas de las valientes mujeres activistas a las que apoyamos en 2018. He aquí sólo algunos ejemplos de cómo tus palabras han cambiado vidas.

Gulzar logró una enorme victoria para los derechos de las personas con discapacidad


Gulzar Duishenova

Gulzar Duishenova. © Amnistía Internacional

Gulzar Duishenova llevaba años defendiendo los derechos de las personas con discapacidad en su país. En marzo de 2019, su persistencia se vio recompensada cuando Kirguistán firmó por fin la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad. Personas simpatizantes escribieron casi un cuarto de millón de mensajes en su apoyo. “Agradezco todo el apoyo y la solidaridad del gran número de activistas de Amnistía Internacional que se preocupan por nuestros derechos a pesar de ser de un país distinto”, dijo Gulzar.

La familia de Marielle está más cerca de lograr justicia

Monica Benicio

Mónica Benicio. © Fernando Figueiredo Silva

Marielle Franco era una carismática política local que siempre defendió a las personas más pobres de Brasil: mujeres negras, personas LGBTI, jóvenes. En marzo de 2018 fue abatida a tiros en su automóvil. Expertos dijeron que las balas pertenecían a la Policía Federal brasileña. Un año después, dos ex agentes de policía fueron detenidos por su asesinato. Fue un pequeño paso para que se haga justicia, al que sin duda contribuyeron los mensajes, más de medio millón, que preguntaban: “¿Quién mató a Marielle Franco?”.

“Me ayuda a levantarme por la mañana ver que algo tiene sentido, saber que existe esta gran red global de afecto —dijo Mônica Benício (en la imagen), pareja de Marielle, cuando se le preguntó qué había significado participar en Escribe por los Derechos—. Todas estas manifestaciones de amor y afecto nos ayudan a movilizarnos, a exigir justicia, a presionar para que se investigue y sobre todo a luchar para que no haya más Marielles”.

Atena consiguió la atención médica urgente que necesitaba

Atena Daemi

Atena Daemi. © Private

Encarcelada por distribuir folletos en los que se criticaba la pena de muerte, Atena Daemi ha soportado agresiones físicas en prisión. Necesitaba con urgencia atención médica especializada, y gracias a las más de 700.000 acciones emprendidas por personas de todo el mundo, Irán le suministró finalmente el tratamiento que necesitaba. “Doy las gracias de corazón a todas las personas de todo el mundo que me han inundado de compasión y amabilidad y no han escatimado esfuerzos para apoyarme”, dijo.

La determinación de Nonhle se fortaleció

Nonhle Mbuthuma

Nonhle Mbuthuma. © Amnistía Internacional

Nonhle Mbuthuma y su comunidad luchan arduamente para impedir que una empresa minera extraiga titanio de sus tierras ancestrales en Sudáfrica. Sin embargo,su campaña la ha puesto en peligro. Nonhle ha sobrevivido a hostigamiento, amenazas, incluso un intento de asesinato. “Algunos de mis compañeros y compañeras han sido asesinados, y sé que también podría ocurrirme a mí, pero no tengo miedo”, nos dijo cuando hablamos con ella el año pasado.

A través de Escribe por los Derechos, se emprendieron acciones, más de medio millón, en favor de Nonhle. “Quiero dar las gracias a Amnistía en todo el mundo, el apoyo que nos brindó es asombroso y supone una gran diferencia —nos dijo hace poco Nonhle—. Los miles de cartas que hemos recibido muestran que esta lucha no es sólo una cosa nuestra, que no estamos solos. Muestra que la tierra es importante, y no sólo en África, porque hemos recibido cartas de Alemania, Suecia, Noruega y Francia. Quieren la paz al fin y al cabo porque sin tierra no hay paz”.

No se trata sólo de un tuit

Fabiola Ferrero

Fabiola Ferrero. © VII Mentor Program / Panos Pictures para Amnesty

Entonces, ¿qué pueden se lograr realmente con un tuit, una tarjeta postal o una firma? Pues resulta que MUCHÍSIMO. Con sus palabras, las y los simpatizantes desataron una oleada de afecto y solidaridad en todo el planeta hacia las mujeres que destacamos el año pasado. Esas palabras ayudaron a consolar a personas en situaciones difíciles. También ayudaron a hacer oír con más fuerza las demandas de justicia de estas mujeres, y en algunos casos convencieron a los dirigentes para que intervinieran e hicieran lo correcto por ellas.

Cuando nos acercamos al final de 2019, Escribe por los Derechos se pone en marcha de nuevo. Este año apoyamos a personas jóvenes de todo el mundo que hacen frente al peligro porque los adultos que deberían hacerlo no las protegen. Estas personas jóvenes necesitan que tú las apoyes. Si tienes alguna duda, lee lo que Geraldine Chacón (en la imagen) tiene que decir. Es una activista juvenil de Venezuela que vivió en riesgo permanente de volver a la cárcel por ayudar a personas jóvenes a conocer sus derechos.

“He hecho campaña por casos de Escribe por los Derechos —dijo Geraldine—. Nunca imaginé estar en el otro lado de la campaña. No tengo palabras para agradecer todo lo que Amnistía ha hecho por mí”. Miles de personas escribieron cartas en su apoyo en 2018, y esto es lo que nos dijo sobre lo que significaron para ella: “Una carta tiene el poder de convertir un mal día en un día feliz”.