Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar
  • Blog
@ REUTERS / Juan Medina. Un migrante, rescatado por la ONG Proactiva Open Arms, abraza a un activista tras llegar al puerto de Algeciras, el 9 de agosto de 2018.

Bulos que generan odio. ¡Vacúnate contra el racismo!

Por Vega Alonso del Val, colaboradora de Amnistía Internacional, 

‘Son ilegales’, ‘yo no soy racista, pero acógelos tú en tu casa’, ‘nos roban el trabajo’, ‘son demasiados’ o ‘se llevan todas las ayudas sociales’ son frases que escuchamos a menudo sobre las personas refugiadas. Personas que se ven obligadas a dejar atrás su país de origen buscando protección en otro. 

Tras un viaje en el que ponen en riesgo su vida, creen llegar a un sitio seguro. Sin embargo, en muchas ocasiones, se encuentran con un discurso de odio lleno de prejuicios. Es nuestra responsabilidad huir de esos estereotipos y desmentir bulos -como los que destacamos a continuación- para no ser altavoces de la xenofobia y contribuir a la creación de un mundo más justo y más humano.

Yo no soy racista, pero...

Son demasiados, no podemos ayudar a todos

Si te gustan tanto, acógelos en tu casa

Dejar entrar a las personas refugiadas provoca un efecto llamada

Nos quitan el trabajo

Las personas refugiadas utilizan unos servicios públicos que no pagan

Las personas refugiadas tienen casa gratis y un sueldo mensual

Los españoles, primero

Las personas refugiadas huyen porque quieren

No quieren integrarse

Son ilegales

Lo que hay que hacer es devolver las pateras a las costas africanas, así no se ahogará nadie

Salvar las vidas está bien, pero no queréis dejarlos en su sitio de partida, queréis traerlos por las bravas, ilegalmente, y eso es un delito

.