Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar
Rally celebrado en Taiwán a favor del matrimonio homosexual. © AP Photo/Chiang Ying-ying

¡Buenas noticias! El matrimonio homosexual ya es legal en un país más. ¿Sabes en cuál?

Por Amnistía Internacional,

Hasta la fecha este tipo de enlaces civiles no estaban permitidos en ningún país asiático. Ahora después de que la Corte Suprema de Taiwán declarase inconstitucionales las restricciones legales a las uniones entre personas del mismo sexo, este país está más cerca de convertirse en el primero del continente en legalizar el matrimonio homosexual.


Rally celebrado en Taiwán a favor del matrimonio homosexual. © AP Photo/Chiang Ying-ying 

La Corte ha fijado un plazo de dos años para enmendar o promulgar nuevas leyes que garanticen el derecho de igualdad de todas las personas. En caso de no hacerlo, las parejas del mismo sexo podrán automáticamente comenzar a registrar sus matrimonios.

“Los legisladores deben actuar con premura y garantizar que Taiwán se convierte en el primer país asiático en hacer del matrimonio igualitario una realidad”,
declaró Lisa Tassi, directora de Campañas de Amnistía Internacional sobre Asia Oriental. 

El fallo emitido responde a las consultas sobre la constitucionalidad de la actual ley matrimonial presentadas por Chi Chia-wei, después de que el gobierno de la ciudad de Taipei rechazara su solicitud para casarse con su pareja en 2013. Era la tercera vez que pedía una interpretación constitucional del artículo 972 del Código Civil, algo sobre lo que la Justicia siempre había fallado en su contra.


Rally celebrado en Taiwán a favor del matrimonio homosexual. © AP Photo/Chiang Ying-ying

Amnistía Internacional defiende que el matrimonio homosexual es un derecho humano. La organización recuerda que denegar a personas individuales el derecho a casarse, basándose en el género de sus parejas viola el derecho a la no discriminación, el derecho a la igualdad ante la ley y el derecho a casarse y formar una familia.

Esta posición ha sido avalada por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, que reconoció que las parejas del mismo sexo tienen derecho a casarse y formar una familia en base al artículo 8 del Convenio Europeo de Derechos Humanos. Además, el derecho de las personas adultas a unirse voluntariamente en matrimonio está reconocido en el artículo 16 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y en el artículo 23 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.

¡Estamos de enhorabuena!

Cómo puedes ayudar