CABECERA

Sección Española

Formulario para buscar dentro de la web de Amnistía España
Inicio » Noticias » Año 2003 » Rusia: Caso Pasko (24/01/03)

   

Comunicado de prensa

     
Amnistía Internacional y Greenpeace

24 de enero de 2003


Archivo
Año 2003
Año 2002
Año 2001
Año 2000
Año 1999
Año 1998




 

Amnistía Internacional y Greenpeace exigen la libertad incondicional del periodista y ecologista ruso Grigori Pasko

Pasko reitera su inocencia tras su libertad condicional esta mañana

Amnistía Internacional (AI) y Greenpeace continúan exigiendo la libertad incondicional y absolución del periodista y ecologista ruso Grigori Pasko, a quien esta mañana se le ha concedido la libertad condicional tras haber cumplido dos tercios de su condena en una prisión de Siberia. Pasko fue sentenciado a cuatro años de trabajos forzados por un delito de alta traición: denunciar el vertido de residuos nucleares que la armada rusa realizó en el Mar de Japón en 1993.

La libertad de Grigori Pasko es una victoria de las miles de personas que secundaron la campaña internacional.

Tanto AI, como Greenpeace reiteran que el ecologista y periodista ruso debe ser puesto en libertad sin ningún tipo de condición, ya que paradójicamente fue privado de su libertad no sólo por ejercer su derecho a la libertad de expresión sino por no infringir el Código Penal Ruso que condena la ocultación de información sobre condiciones, incidentes o catástrofes medioambientales que puedan afectar al ser humano.

Ante esta situación ambas organizaciones en España pusieron en marcha una acción urgente, Tú puedes liberar a Pasko, en la que se consiguió que más de 17.000 personas, entre ellas profesionales de la comunicación, firmaran un alegato para la liberación incondicional de Pasko, en el marco de una campaña de presión internacional que ha conseguido el apoyo de miles de personas en todo el mundo.

Antecedentes.

En 1993, Grigori Pasko filmó cómo un buque cisterna de la marina rusa vertía municiones y desechos radiactivos en el Mar de Japón. La grabación y una serie de artículos escritos por el periodista demostraban el grave peligro que representan los barcos y submarinos nucleares de la Flota Rusa en el Pacífico en proceso de descomposición radioactiva. También informó sobre la corrupción existente en el seno de la flota y entregó a periodistas japoneses información de carácter público sobre estos asuntos.

Por ello, Pasko, periodista y militar de la flota rusa del Pacífico, fue detenido por primera vez en 1997. Varias organizaciones de derechos humanos rusas e internacionales protestaron enérgicamente contra su detención, y en 1999 fue absuelto de todos los cargos de espionaje que se habían formulado en su contra. Pero, tras interponerse una apelación, en diciembre de 2001 un tribunal militar de la ciudad de Vladivostok le impuso una pena de cuatro años de trabajos forzados por los delitos de traición y espionaje. En ese momento se consolidó una campaña internacional en su defensa, de la que forman parte AI y Greenpeace, y que ha conseguido que el caso de Grigori Pasko llegue al Tribunal Europeo de Derechos Humanos en Estrasburgo, quien tomará una decisión sobre el caso a lo largo del 2003.


www.es.amnesty.org