Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Red de Acciones Urgentes

Estimadas y estimados apelantes,

Os presentamos la nueva edición del boletín electrónico de la Red de Acciones Urgentes, en el que os informamos de algunas de las buenas noticias que han sucedido en la segunda mitad de 2016. Además os comunicamos algunos mensajes de agradecimiento por parte de las personas por las que hemos actuado.

Recordaros que gracias a vuestra constancia y esfuerzo en la defensa de los derechos humanos, las acciones urgentes que lanzamos tienen una gran repercusión y muchas de ellas tienen un impacto positivo en la vida de las personas que sufren violaciones de derechos humanos.
        
En Amnistía Internacional España somos más de 70.000 las personas que integramos la Red de Acciones Urgentes. Por ello, queremos daros las gracias, tanto por vuestra participación como por el trabajo que realizáis de manera tan generosa y desinteresada.

Este boletín es una herramienta semestral de difusión que podéis compartir con vuestros contactos para animarles a enviar llamamientos y contribuir a mejorar los derechos humanos en el mundo.

Un fuerte abrazo,

Equipo de Acciones Urgentes de Amnistía Internacional España.

AGRADECIMIENTO DE YECENIA ARMENTA

El 8 de junio recibimos una grandísima noticia. ¡Yecenia Armenta había sido puesta en libertad! Después de pasar casi cuatro años en prisión tras ser violada y torturada para confesar, por fin Yecenia ha podido reunirse con sus hijos y toda su familia. Sus palabras lo dicen todo:
“A todas las personas que me han acompañado, quiero darles las inmensas gracias. Sin el apoyo de ellos esto hubiera sido casi imposible. Quiero agradecerles que sigan luchando, que no dejen esta labor tan bonita que es luchar por los derechos de las demás personas. A veces la justicia tarda, pero llega”.
Yecenia Armenta Graciano fue arrestada en julio de 2012 por policías del estado de Sinaloa, en el norte de México. Fue violada, asfixiada y colgada de los pies para que “confesara” haber asesinado a su esposo. La única evidencia directa que se presentó en su contra fue la declaración obtenida bajo tortura. Esa única prueba bastó para condenarla a prisión, donde estaba desde hacía más de tres años.

El Tribunal Provincial de Cabinda desestimó el pasado 12 de julio todas las acusaciones penales contra el abogado de derechos humanos Arão Bula Tempo, concluyendo que no había suficientes pruebas para acusarlo. Arão Bula Tempo nos transmitió esto después de que el caso se cerrara:

“Aunque Cabinda sigue marcada por la persecución y violaciones de los derechos humanos, expreso mi profundo sentimiento de gratitud hacia quienes participaron en acciones, firmaron peticiones y de algún modo contribuyeron a mi libertad. Continuaré defendiendo los derechos humanos. Aprecio profundamente a Amnistía Internacional”.

Arão Bula Tempo fue detenido el 14 de marzo de 2015 y puesto en libertad condicional dos meses después. Fue juzgado por los cargos de “intento de colaboración con los extranjeros para coaccionar al Estado angoleño” y de “rebelión”, ambos clasificados como crímenes contra la seguridad del Estado. Los cargos se basaron en alegatos de que Arão Bula Tempo había invitado a periodistas extranjeros de la República del Congo a cubrir una protesta pacífica contra el mal gobierno en la provincia de Cabinda, Angola, que estaba siendo planeada por el defensor de derechos humanos José Marcos Mavungo.

Arão Bula Tempo
Arão Bula Tempo. © Rede Angola

AGRADECIMIENTO DE LUNDEEJANTSAN

Unas 200 personas del Edificio n.o 3 de Ulán Bator, incluido un hombre con discapacidad y varias familias con niños, necesitaban desesperadamente un alojamiento adecuado. Sin calefacción, ventanas ni puertas, y con temperaturas que en invierno alcanzan los 30 grados bajo cero, las autoridades debían ofrecerles de inmediato un alojamiento alternativo adecuado.
Tras la acción de Amnistía Internacional, la mayoría de las familias han sido provistas de viviendas alternativas. Lundeejantsan, que recibió su vivienda el 17 de octubre, ha enviado un entusiasta agradecimiento a los activistas de Amnistía Internacional por su apoyo:
“Tengo un apartamento de dos cuartos que es cálido y acogedor y estoy viviendo con la familia de mi hija. Esto no hubiera sucedido sin la ayuda de Amnistía Internacional. Estoy muy agradecido”.

Buenas noticias

El refugiado sirio Fadi Mansour se reunió por fin el 11 de junio con su familia en Melbourne (Australia). Mansour llevaba desde el 23 de marzo recluido en el centro de expulsión de Adana, en el sudeste de Turquía, tras haber permanecido detenido arbitrariamente durante más de un año en condiciones inhumanas en el aeropuerto Atatürk de Estambul.

Amnistía Internacional pidió por primera vez que lo dejaran salir en libertad del aeropuerto en diciembre de 2015, e hizo una amplia campaña sobre su caso en torno a la fecha del aniversario de su detención en el aeropuerto, el 15 de marzo, atrayendo la atención de los medios de comunicación sobre su situación.

Más información en: EUR 44/4261/2016

Fadi Mansour
Fadi Mansour. © Private

Homa Hoodfar, destacada catedrática de Antropología, de triple nacionalidad, canadiense, irlandesa e iraní, quedó en libertad el 26 de septiembre y salió de Irán en un vuelo con destino a Omán. Estuvo recluida en régimen de aislamiento en la prisión de Evin, de Teherán, desde que fue detenida arbitrariamente el 6 de junio. Amnistía Internacional estuvo haciendo campaña desde su detención el 6 de junio.

La noticia de que estaba en libertad se conoció cuando medios de comunicación estatales iraníes informaron de que el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Bahram Ghassemi, había anunciado en su conferencia de prensa semanal que Homa Hoodfar había sido puesta en libertad por “motivos humanitarios, tales como [su] enfermedad”, e iba a regresar a Canadá a través de Omán.

Más información: MDE 13/4909/2016

Homa Hoodfar. © Private

Una de las periodistas detenidas por cubrir las protestas previas a la cumbre del G-20, Yuan Ying, quedó en libertad el 27 de octubre. Su liberación se ha atribuido a la presión internacional, incluida la acción de Amnistía Internacional.

Yuan Ying pasó, desde el 6 de septiembre, quince días en régimen de detención administrativa en la sección del distrito de Wenjiang, del Departamento de Seguridad Pública Municipal de Chengdu, por informar sobre una protesta que había tenido lugar días antes de la cumbre en el exterior de la Comisión Central de Inspección Disciplinaria del Partido Comunista, en Pekín.

Más información: ASA 17/5068/2016

Yuan Ying
Yuan Ying. © Private

Ghina Ahmad Wadi, de 10 años, herida de gravedad por disparos de un francotirador en un puesto de control del gobierno sirio el 2 de agosto, fue evacuada a Damasco para ser sometida allí con urgencia a la operación quirúrgica que necesitaba.

Ghina Ahmad Wadi y su hermana de ocho años habían salido a comprar una medicina para su madre cuando resultaron heridas en el puesto de control de Abdel Majed, en Madaya. Las fuerzas del gobierno sirio impedían la evacuación de Ghina Ahmad Wadi a un hospital para que fuera operada con urgencia. Una familiar de la niña explicó que ésta había recibido en el muslo izquierdo un disparo de un francotirador, que le causó una compleja fractura del hueso y le cortó el nervio.

Más información: MDE 24/4688/2016

Ghina Ahmad Wadi
Ghina Ahmad Wadi. © Private

El preso de conciencia y defensor de derechos humanos mexicano Ildefonso Zamora fue puesto en libertad el 12 de agosto tras haber permanecido casi nueve meses encarcelado. El juez local que presidía el caso cumplió la decisión de un juez federal de poner en libertad a Ildefonso Zamora ante la falta de pruebas de que hubiera estado implicado en un robo.

Ildefonso Zamora fue detenido el 20 de noviembre de 2015, acusado de robar en un domicilio en su propia comunidad indígena tlahuica de San Juan Atzingo, a 80 kilómetros al suroeste de Ciudad de México. Los agentes del Ministerio Público del estado de México habían presentado cargos contra él por ese robo de 2012. El 11 de agosto de 2016, un juez federal determinó que en este caso se habían violado las garantías de juicio justo y ordenó al juez local que pusiera en libertad a Ildefonso Zamora.

Más información: AMR 41/4667/2016

Ildefonso Zamora
Ildefonso Zamora. © Fernanda Falcon/AI

Vano Kiboko, exparlamentario detenido desde diciembre de 2014, quedó en libertad el 5 de mayo. El exdiputado Vano Kiboko fue arrestado el 29 de diciembre de 2014 tras manifestar su rechazo a un tercer mandato del presidente de la RDC, Joseph Kabila, y el 14 de septiembre de 2015 fue condenado por incitación al odio racial y tribal y difusión de rumores falsos. Aunque inicialmente se le impuso una pena de tres años de prisión, ésta se redujo a 16 meses en apelación.

Vano Kiboko se hallaba cumpliendo su condena en la prisión central de Makala, en Kinshasa, cuando lo transfirieron a la prisión militar de Ndolo, ubicada también en Kinshasa, el 27 de enero. Un portavoz del gobierno lo acusó de crear un “movimiento de insurrección” en la prisión central de Makala, sin ofrecer detalles creíbles que fundamentaran la acusación.

Más información: AFR 62/4566/2016

Vano Kiboko
Vano Kiboko © www.diasporakatangaise.com

El oficial ucraniano Ivan Bezyazykov fue liberado por los separatistas prorrusos en el este de Ucrania el 5 de julio tras haber pasado más de 22 meses en cautividad, sometido a tortura y otros malos tratos. Ya se ha reunido con su esposa y sus hijos en Zhytomyr.

Ivan Bezyazykov fue capturado el 16 de agosto de 2014 durante una batalla contra los separatistas prorrusos en el este de Ucrania. Le permitieron telefonear a su esposa en varias ocasiones hasta mayo de 2015. En octubre de 2015, Amnistía Internacional emitió una Acción Urgente en favor de Ivan Bezyazykov tras conocer por su esposa las amenazas y las torturas y otros malos tratos que había sufrido en cautividad.

Más información: EUR 50/4444/2016

Ivan Bezyazykov
Ivan Bezyazykov. © Private

Islam Khalil, de 27 años y sobreviviente de tortura y desaparición forzada, fue liberado por la Agencia de Seguridad Nacional el 31 de agosto, diez días después de que la fiscalía ordenara su puesta en libertad con fianza.

La familia había pagado 50.000 libras egipcias (5.510 dólares estadounidenses) en concepto de fianza el 23 de agosto. Pero, en lugar de liberar a Islam Khalil, la policía había inventado otro cargo contra él y le había propinado una paliza tremenda, según su hermano y su abogado. Justo antes de liberarlo de una comisaría de policía en Al Santa, su localidad natal (gobernación de Gharbeya, al noroeste de El Cairo), los agentes le ataron las manos al techo y lo obligaron a permanecer más de tres horas en esa postura.

Más información: MDE 12/4765/2016

Islam Khalil
Islam Khalil. © Private