Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Dos jóvenes pueden ser ejecutados en Yemen

¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 8.876 firmantes

Petición antes del cierre

La ejecución de Muhammed Taher Thabet Samoum ha sido detenida. Sin embargo, tanto él como Fuad Ahmed Ali Abdulla siguen condenados a muerte. ¡Actua!

Esta acción ha finalizado. Casi 9.000 personas han dejado su firma para detener la ejecución de dos jóvenes en Yemen, acusados de delitos cometidos cuando eran menores de 18 años. En la actualidad, tanto  Muhammad Taher Thabet Samoum como Fuad Ahmed Ali Abdulla están pendientes de la revisión de sus casos, pero el riesgo de ejecución ha dejado de ser inminente. Hasta que tengamos nuevas noticias de la resolución de sus apelaciones, seguiremos trabajando contra la pena de muerte, más aún en casos como los de Muhammad Taher o Fuad Ahmed, menores en el momento de cometer el delito.

La pena capital contra menores está prohibida en el derecho internacional pero todavía un reducido grupo de países la mantiene. En 2010 Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Irán, Pakistán, Sudán y Yemen condenaron a muerte a personas que tenían menos de 18 años cuando se cometieron los delitos.

Gracias a todas las personas que han participado en esta acción.


Petición original:
La Procuraduría General ha detenido la ejecución de Muhammad Taher Thabet Samoum. Además, ha pedido varios documentos, entre ellos los certificados de vacunación que acrediten la edad de Muhammad y que serán presentados próximamente. Se trata de una buena noticia, pero tanto Muhammad como Fuad Ahmed Ali Abdulla aún corren riesgo de ser ejecutados por delitos cometidos cuando eran menores de edad. No sería la primera vez que se suspende una ejecución y días o semanas después se lleva a cabo. Por este motivo, es importante seguir presionando a las autoridades yemeníes para que ninguno de los dos sea ejecutado.

Muhammed
se encuentra recluido en la prisión de Ibb, en el suroeste del país. Fue condenado a muerte en 2001 tras ser declarado culpable de un asesinato que él asegura no haber cometido. En ese momento, Muhammed era menor de edad, pero no tiene certificado de nacimiento y no puede probarlo.

En el caso de Fuad Ahmed Ali Abdulla, el Tribunal que le juzgó consideró que era mayor de edad en el momento del delito, pero la realidad es que no se conoce el procedimiento que se utilizó para determinar su edad. Su ejecución fue fijada para el pasado 19 de diciembre pero se detuvo horas antes al pedir su abogado a la Fiscalía General que solicite que un perito médico determine la edad. Se encuentra recluido en la prisión de Ta´izz a la espera de noticias sobre su apelación.

Amnistía Internacional sabe que hay al menos otras ocho personas condenadas a muerte por delitos cometidos presumiblemente cuando eran menores de edad. Yemen es Estado Parte en la Convención sobre los Derechos del Niño y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, tratados que prohíben expresamente la ejecución de personas condenadas por delitos cometidos cuando eran menores de 18 años. La aplicación de la pena de muerte en tales circunstancias está también prohibida expresamente por el artículo 31 del Código Penal de Yemen.

Las autoridades yemeníes deben poner en práctica y asegurar el cumplimiento de los avances legislativos contra el uso de la pena de muerte sobre menores que han venido implementando en los últimos años. Ayúdanos a detener la ejecución de Muhammed y Fuad enviando un fax a la embajada de Yemen en España solicitando la conmutación de sus condenas a muerte.