Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Uzbekistán: Erkin Musaev

¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 7.507 firmantes

Damos las gracias a las más de 7.500 personas que se han sumado a Amnistía Internacional para pedir la liberación de Erkin Musaev, de Uzbekistán.

Amnistía Internacional seguirá trabajando por su liberación, y porque se realice una investigación sobre las denuncias de tortura y malos tratos.

Petición antes del cierre

En 2006, Erkin Musaev fue detenido, torturado y condenado a 20 años de cárcel en tres juicios injustos.

"Erkin, aunque ha tenido que soportar muchas cosas terribles, no se rinde. Vive con la esperanza de un futuro mejor y planea para cuando sea puesto en libertad dedicar su vida a su familia [su padre tiene ya 84 años y su madre, 70]. Quiere ayudar a otras personas que necesitan ayuda y apoyo y que han sobrevivido a los horrores de la injusticia. Se esfuerza por ser mejor persona."

Padre de Erkin Musaev.

Erkin Musaev, exfuncionario del Ministerio de Defensa de Uzbekistán, fue condenado a 20 años de prisión en 2007 tras ser sometido a tres juicios injustos. Fue arrestado el año anterior mientras trabajaba para una agencia de la ONU. Le acusaron de espionaje y de uso indebido de fondos de la ONU, algo que él niega rotundamente.

Según varios informes, tras ser detenido lo interrogaron durante 10 días sin tener acceso a su familia o un abogado. Fue sometido a diversas formas de tortura y malos tratos, como palizas diarias, interrogatorios nocturnos y amenazas contra su familia. Finalmente, Erkin terminó firmando una confesión falsa con la condición de que las autoridades dejasen en paz a su familia,

Se le sometió a 3 juicios distintos, y en todos ellos el tribunal admitió como prueba las confesiones que Erkin había firmado bajo tortura. El juez también le negó permiso para citar a testigos de descargo.

A pesar de las numerosas quejas del abogado de Erkin, las autoridades no han investigado todavía las denuncias de que fue torturado en la cárcel.

Erkin Musaev debe ser puesto en libertad de inmediato porque las reiteradas peticiones de que sea juzgado de nuevo imparcialmente han sido desatendidas durante ocho años.

Actualmente, Erkin cumple su condena en una colonia penitenciaria en el noroeste de Uzbekistán. Necesita tratamiento médico especializado, que no está recibiendo en la cárcel. Además, desde 2009, Erkin Musaev ha sido recluido en una celda de castigo en al menos tres ocasiones por presuntas infracciones de las normas penitenciarias. Según testimonios de ex presos, las celdas de castigo son habitáculos pequeños de cemento, suelen carecer de ventanas, sin calefacción ni luz natural ni ventilación, y la cama es demasiado pequeña para una persona adulta.