Saltar al contenido

La Unión Europea debe exigir la liberación de quienes defienden los derechos humanos en Turquía

Manifestación frente a la embajada de Turquía
¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 21.337 firmantes

Pero seguimos recogiendo firmas dirigidas a las autoridades turcas exigiendo la liberación de los defensores y defensoras encarcelados. No te olvides de firmar.

Con vuestra firma habéis apoyado la petición dirigida a la Alta Representante de la Comisión Europea para Asuntos Exteriores, Federica Mogherini, para que planteara urgentemente en su reunión con el Ministro de Asuntos Exteriores de Turquía y los de la UE la detención de las defensoras y defensores de derechos humanos en Turquía (entre ellos İdil y Taner, Directora y Presidente de Amnistía Internacional respectivamente) y exigir su liberación inmediata e incondicional y el cese de la investigación contra todos ellos.

Amnistía Internacional ha transmitido un mensaje claro y contundente a Mogherini el pasado 25 de julio. El Secretario General de Amnistía Internacional, Salil Shetty, le instó a usar su influencia para contribuir a la liberación de los y las activistas de derechos humanos encarcelados por cargos relacionados con el terrorismo, presentando una petición con cerca de 900.000 firmas recogidas en cuestión de días en todo el mundo. Decenas de activistas se concentraron ante la sede de la Comisión Europea en protesta por la situación de las 11 personas detenidas, mostrando figuras gigantes que representaban a las personas encarceladas.

Seguiremos pidiendo que la UE y los líderes mundiales apoyen nuestra petición para liberar a quienes trabajan por los derechos humanos.

Gracias por vuestro apoyo.

Petición antes del cierre

Un tribunal de Turquía ha ordenado la prisión preventiva para la directora de Amnistía Internacional en Turquía, İdil Eser, y para otros cinco defensores y defensoras de derechos humanos. También el presidente de Amnistía Internacional Turquía, Taner Kılıç, se encuentra en detención preventiva. En unos días, la Unión Europea (UE) tiene una oportunidad de oro para alzarse en su favor.

Este próximo 25 de julio, Federica Mogherini, Alta Representante de la UE para Asuntos Exteriores, se reunirá en Bruselas con Mevlüt Çavuşoğlu, Ministro de Asuntos Exteriores de Turquía. Durante dicha reunión, Mogherini debe hablar alto y claro a favor de las valientes personas que en estos momentos están encerradas y que son perseguidas simplemente por el hecho de defender lo que es justo.

Estas mujeres y hombres han sido acusados de "cometer un delito en nombre de una organización terrorista": una acusación ridícula y sin fundamento. No han hecho nada malo, simplemente han defendido con coraje  los derechos humanos en Turquía.

El encarcelamiento de İdil y de los demás activistas se produjo sólo unas semanas después de que el presidente de Amnistía Turquía, Taner Kılıç, fuera igualmente encarcelado acusado injustamente de pertenecer a la "Organización Terrorista Fethullah Gülen", sin que haya ninguna prueba de ello. Otros cuatro defensores de derechos humanos que en un principio fueron detenidos con İdil, han sido liberados bajo fianza, pero aún están siendo investigados.

Insta a Federica Mogherini a que el 25 de julio utilice su influencia y exija el fin de esta caza de brujas y la liberación de los defensores de los derechos humanos en Turquía.