Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Turquía: ¡Libertad para periodistas encarcelados!

Retrato de Aslı Erdoğan
Aslı Erdoğan © Amnistía Internacional

Turquía tiene el dudoso honor de haberse convertido en el mayor carcelero de periodistas del mundo. Una tercera parte de las y los periodistas encarcelados en el mundo está en prisiones turcas, la inmensa mayoría en espera de juicio.

La reconocida novelista Aslı Erdoğan estuvo cinco meses en prisión por su papel como asesora y redactora del diario kurdo Özgür Gündem, ya cerrado. Aunque desde diciembre está en libertad condicional, sigue acusada de terrorismo.

Periodistas y personas que trabajan en los medios de comunicación de todos los medios de la oposición están siendo objeto de una campaña de represión sin precedentes desde el intento violento de golpe de Estado de julio de 2016.

Unido al cierre de más de 160 medios, el mensaje es claro e inquietante: el espacio para la disidencia se reduce cada vez más y pronunciarse tiene un coste incalculable.

Esta represión debe terminar. Actúa ya para exigir libertad para los medios de comunicación en Turquía.

Los y las periodistas y otras personas que trabajan en medios de comunicación deben ser liberados de la detención en espera de juicio. Unos medios de comunicación libres son un elemento esencial para que cualquier sociedad pluralista funcione.

Hay que permitir que hagan su labor, porque el periodismo no es delito.

¡Firma!
Firma la petición
Ayúdanos a llegar a 10.000
9.651 firmas
Fima y enviaremos esta petición en tu nombre al Ministro de Justicia turco, Bekir Bozdağ.

Enviaremos esta petición junto con tu nombre, apellidos y email.

Sr. Bekir Bozdağ
Ministro de Justicia turco

Señor Ministro:

Le pido que garantice que todos los periodistas y otras personas que trabajan en medios de comunicación que están en detención previa al juicio desde el intento violento de golpe de Estado del 15 de julio, hace más de seis meses, son puestos en libertad sin demora.

Aunque, en efecto, el gobierno tiene el derecho y la obligación de investigar el intento de golpe de Estado del pasado verano y de luchar contra el terrorismo, también es responsabilidad de las autoridades garantizar que no se violan los derechos humanos fundamentales en el proceso y que se respeta el derecho a la libertad de expresión.

El largo encarcelamiento en espera de juicio desde julio de 2016 de más de 120 periodistas, personas con cargos directivos y otras personas que trabajan en los medios de comunicación es arbitrario y punitivo. Esta escandalosa cifra convierte en Turquía en el mayor carcelero de periodistas del mundo. Me preocupa que muchas de las personas detenidas puedan ser acusadas de cargos infundados de terrorismo, con el fin hostigar e intimidar a los periodistas que ejercen su derecho a la libertad de expresión.

Le ruego que haga todo lo posible para que se hagan cumplir los principios fundamentales de la libertad de expresión y se celebren juicios justos, y que garantice que ninguna persona está recluida en condiciones inhumanas o degradantes.

Atentamente,

Si ya has firmado alguna acción antes, rellena sólo tu email:
Es la primera vez que actúo
Al participar en esta acción aceptas la política de privacidad