Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Turquía: Ningún niño ni niña sin derechos

¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 1.548 firmantes

Petición antes del cierre

Desde 2006, miles de niños y niñas, algunos de tan sólo 12 años, han sido procesados en Turquía en virtud de la legislación antiterrorista por su presunta participación en manifestaciones relacionadas con cuestiones que preocupan a los miembros de la comunidad kurda. ¡Actúa!

Esta acción ha finalizado. 2000 personas han escrito al Gobierno turco para mostrar su preocupación por los niños y niñas detenidos en Turquía.

Durante estos meses, Amnistía Internacional no ha recibido información de avances en la puesta en libertad de los y las menores aún detenidos ni se han abierto investigaciones fiables que permitan juzgar a las personas responsables de violaciones de derechos humanos. Tampoco se ha tenido conocimiento de avances significativos en la creación de tribunales específicos de menores en aquellos lugares donde aún no existen.

Muchas gracias por participar. Os mantendremos informados de cualquier avance que se produzca en los próximos meses.


Petición original:

Desde 2006, miles de niños y niñas, algunos de tan sólo 12 años, han sido procesados en Turquía en virtud de la legislación antiterrorista por su presunta participación en manifestaciones relacionadas con cuestiones que preocupan a los miembros de la comunidad kurda y en las que en muchos casos se produjeron enfrentamientos violentos con la policía.

Tras su arresto, muchos menores de edad han estado recluidos en centros de detención para adultos, sin que se registrara la detención y sin que tuvieran acceso a abogados ni familiares. En muchos casos, una vez acusados formalmente esos niños y niñas han permanecido bajo custodia durante periodos de detención preventiva que oscilan entre varios meses y más de un año. Durante el periodo de detención, la mayoría no han tenido acceso a educación, servicios de salud y actividades de ocio. Muchos han denunciado malos tratos y tortura en el momento de su detención y en el periodo de reclusión posterior.

Este mismo año, el gobierno turco enmendó la ley para impedir el enjuiciamiento de manifestantes menores de edad en virtud de la legislación antiterrorista, únicamente por su presunta participación en manifestaciones. Aunque se trata de una medida positiva, en algunos casos los menores de edad no han quedado en libertad debido a la demora de los tribunales para transferir los casos a los tribunales de menores. Además, no hay tribunales de menores en algunas provincias, por lo que es probable que algunos de esos niños y niñas sean juzgados en tribunales de adultos.

El enjuiciamiento de personas menores de edad con arreglo a los mismos procedimientos empleados para los adultos constituye una violación de la Convención sobre los Derechos del Niño y de la Ley de Protección de la Infancia de Turquía. Las autoridades turcas deben garantizar que el sistema de justicia de menores existente se aplica de conformidad con las normas internacionales de derechos humanos y la legislación interna de Turquía.

Las autoridades turcas tampoco han cumplido con su obligación de investigar de manera efectiva las denuncias generalizadas, constantes y creíbles de que los menores de edad sufrieron malos tratos en el momento de su detención y durante su reclusión en el contexto de los enjuiciamientos.