Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Turquía: Encarcelado el objetor de conciencia y defensor de derechos humanos Halil Savda

¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 4.908 firmantes

Halil Savda sigue cumpliendo los 100 días de condena, en virtud del artículo 318 del Código Penal turco, que penaliza los actos encaminados a “distanciar al público del servicio militar”. Además Halil se enfrenta a otras tres causas por infringir este mismo artículo y ha soportado cárcel en repetidas ocasiones como objetor de conciencia, por negarse a cumplir el servicio militar, obligatorio en Turquía.

El artículo 318 del Código Penal turco vulnera el artículo 10 del Convenio Europeo de Derechos Humanos, del que Turquía es Estado Parte. El artículo 10 garantiza el derecho a la libertad de expresión. Amnistía Internacional ha pedido reiteradamente que se derogue este artículo y continuará trabajando para que Halil quede en libertad.

Petición antes del cierre

Parece que las 49.286 firmas que recogimos en diciembre desde la Sección Española para que se respetara la libertad de expresión de Halil Savda no fueron suficientes. ¡Necesitamos tu apoyo de nuevo!

En 2008 Halil Savda apoyó públicamente a dos objetores de conciencia del Ejército israelí. Por ello fue declarado culpable de “distanciar al público del servicio militar” en virtud del artículo 318 del Código Penal turco y condenado a 100 días de prisión.  El Tribunal Supremo de Apelación ratificó la condena en noviembre de 2010 y se lo comunicó en febrero de 2011, pero hasta ahora no se le había exigido que empezara a cumplirla.

Halil Savda tiene otras tres causas abiertas contra él por delitos similares y ha soportado cárcel en repetidas ocasiones como objetor de conciencia, por negarse a cumplir el servicio militar, obligatorio en Turquía.

Para Amnistía Internacional Halil Savda es simplemente una persona que se está expresando su opinión de manera pacífica, es decir, es un preso de conciencia. Su derecho a opinar sobre la conveniencia o no de hacer un servicio militar está recogido en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (artículo 19) y el Convenio Europeo de Derechos Humanos (artículo 10), de los que Turquía es estado parte.

Por eso el 10 de diciembre, día internacional de los derechos humanos, elegimos a Halil para que ejemplificara la falta de libertad de expresión en el mundo. Parece que las casi 50.000 firmas que recogimos no fueron suficientes para protegerle del encarcelamiento. Las autoridades turcas necesitan algunos miles más.