Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Tres meses sin ver el sol

¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 4.852 firmantes

Petición antes del cierre

23 personas llevan más de 90 días en un hangar en el puerto de Nouadhibú, en Mauritania, bajo el control efectivo de las autoridades españolas, sin haber tenido acceso a un juez ni haber sido acusadas de ningún delito. Pide a las autoridades españolas que no permitan esta situación de limbo jurídico.

Esta acción ha finalizado. En menos de una semana se han recogido más de 4.800 firmas que han llegado a la Presidencia del Gobierno. ¡Muchas gracias a todas las personas que han participado!.

 

Gracias a esta acción, el pasado 18 de mayo estas 23 personas, que han permanecido recluidas en una antigua fábrica de pescado bajo el control efectivo de las fuerzas de seguridad españolas durante más de tres meses, fueron trasladas al centro de internamiento de extranjeros de Nouadhibu. Si bien las condiciones de acogida de estas  personas han mejorado sensiblemente con el traslado a este centro, Amnistía Internacional seguirá trabajando para que se les garantice el acceso a un procedimiento de asilo justo y con todas las garantías, así como para que en ningún caso se vulnere su derecho a no ser devueltas a su país de origen o a un tercer país donde pueda haber riesgo para sus vidas o su integridad física.

 

Petición original:

 

23 personas que llegaron en el Marine I permanecen en un limbo jurídico en Mauritania bajo el control efectivo del Gobierno español


El 31 de enero el buque Marine I lanzó un S.O.S, al que respondió el servicio de salvamento marítimo español. Durante una semana se mantuvo fondeado al buque con 369 personas a bordo, mientras España negociaba con Mauritania un posible desembarco. Finalmente Mauritania accedió al desembarco en Nouadhibou, únicamente por cuatro horas y para su repatriación inmediata.


Tres meses después las 23 personas que se negaron a firmar su repatriación voluntaria siguen allí, recluidas por las autoridades españolas en un hangar de pescado, durmiendo en el suelo y sin haber salido al exterior. Nadie les ha informado sobre sus derechos ni qué ley les ampara. Tampoco se les ha facilitado el acceso a un procedimiento de asilo con todas las garantías a pesar de que todos han mostrado temor por sus vidas en caso de volver a su país de origen.


En estas duras condiciones y con la incertidumbre sobre el futuro, su salud mental se está viendo afectada, en algunos casos seriamente, según Médicos del Mundo, que les asiste desde el primer día.

 

Está acción está siendo sido impulsada de manera conjunta por Médicos del Mundo, Amnistía Internacional y CEAR.
 

No permitas que España mantenga este limbo jurídico. Exige que se respeten los derechos humanos de todas las personas.