Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

El Convenio Europeo contra la Trata de Seres Humanos: priorizar los derechos de las víctimas

¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 9.642 firmantes

Petición antes del cierre

España no está entre los 33 países que ya han firmado el Convenio Europeo contra la Trata de Seres Humanos. El Gobierno español apuesta por un enfoque centrado en la desarticulación de las redes y el control migratorio que relega la protección de las víctimas a un segundo lugar.

Esta acción está cerrada. Gracias a las casi 9.600 personas que participaron esta acción desde el pasado 25 de marzo. El 3 de mayo, día en el que se celebra el segundo aniversario de la adopción del Convenio Europeo contra la Trata de Seres Humanos del Consejo de Europa, Amnistía Internacional ha enviado una carta adjuntando todas vuestras firmas a la Vicepresidenta primera del Gobierno, solicitando al gobierno que firme y ratifique este Convenio. Además de Amnistía Internacional, más de 100 ongs y organizaciones de la sociedad civil en toda Europa han tomado el 3 de mayo como una oportunidad para dirigirnos nuevamente a los gobiernos y recordar la necesidad de firmar de este Convenio, un instrumento de vital importancia para la protección a las víctimas.

 

Petición original:

 

 

El Estado español debe firmar el Convenio Europeo contra la Trata de Seres Humanos y desarrollar un plan de lucha contra la trata que defienda los derechos de las víctimas.

 

La trata con fines de explotación es una gravísima violación de los derechos humanos que se ha convertido en la nueva versión de la esclavitud en el siglo XXI. Según el último informe anual sobre Trata de Personas del Departamento de Estado de Estados Unidos, cada año afecta a entre 600.000 y 700.000 personas en el mundo, de las cuales aproximadamente un 80% son mujeres y niñas, y hasta un 50% son menores.


España es uno de los principales países de tránsito y destino de la trata en Europa.  La mayoría de sus víctimas son mujeres de entre 18 y 25 años. Son captadas y traídas a través de engaño, amenazas o coacción con el fin de someterlas a explotación en la prostitución, en el servicio doméstico, la agricultura, o los talleres clandestinos. Sufren a menudo agresiones sexuales, violaciones, palizas, represalias contra sus familiares, como métodos para garantizar su silencio y sumisión hasta saldar su deuda. Sin embargo, en la lucha contra la trata, España apuesta por un enfoque enfoque centrado en la desarticulación de las redes criminales y el control migratorio que relega la protección de las víctimas a un segundo lugar. Como víctimas de una violación de los derechos humanos, estas mujeres tienen el derecho a que España las proteja y asista de acuerdo con el Derecho Internacional.


España, además, no está entre los 33 países europeos que ya han firmado el Convenio Europeo contra la Trata de Seres Humanos, un instrumento de vital importancia para la protección a las víctimas. 


Por ello, pedimos al Gobierno español que inicie los trámites de adhesión al Convenio Europeo contra la Trata de Seres Humanos, y que formule una política de lucha contra la trata que dé prioridad a la protección, asistencia y reparación de las víctimas.