Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

¿Hay trabajo infantil detrás de los dispositivos de Apple?

Menores seleccionando mineral de cobalto de forma manual
El cobalto se extrae de forma manual en las minas de la RDC y a menudo participan en el trabajo menores. © AI y Afrewatch
¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 49.133 firmantes

Gracias a todas las personas que firmaron esta acción para exigirle a Apple que investigara la procedencia del cobalto que utiliza la empresa y por denunciar las pésimas condiciones en las que trabajan muchos niños y niñas en República Democrática del Congo, y por hacer lo posible para cambiarlas.

En el mes de septiembre, Apple se ha comprometido públicamente a realizar cambios en su cadena de suministro para asegurar que no compra cobalto extraído con trabajo infantil.

La empresa ha creado protocolos para auditar a sus proveedores; se ha comprometido a crear el primer grupo de trabajo internacional sobre el comercio del cobalto. Y seguiremos investigando para asegurarnos de que lo hace.

Esta decisión no se hubiera tomado si no hubiéramos puesto a Apple en el centro de todas las miradas.

Petición antes del cierre

Pide a Apple que investigue si hay trabajo infantil detrás de sus móviles, portátiles o tablets.

Los móviles, portátiles o tablets tienen baterías recargables que están hechos con un mineral llamado cobalto. Más de la mitad del cobalto que se utiliza en el mundo viene de la República Democrática del Congo, donde se extrae en condiciones que violan los derechos humanos.

Los mineros, adultos y niños y niñas, se juegan la vida para extraer cobalto en RDC. Excavan túneles de hasta 30 metros sin protección, sin seguridad, sin apenas aire para respirar. Al menos 80 mineros  murieron el año pasado, pero podrían ser muchos más porque muchos accidentes no se registran, y se dejan los cadáveres enterrados bajo las rocas.

Hasta 40.000 niños y niñas de entre 7 y 15 años trabajan en las minas cobrando entre 1$ y 2 $ al día por trabajar hasta 24 horas.  Llevan sacos de mineral de hasta 40 kg, lo que supera, en ocasiones, su propio peso.

Además, la minería artesanal expone a los niños y niñas al abuso físico, la explotación sexual y la violencia. Son tan escasas las zonas habilitadas por el gobierno para los mineros artesanales que los niños intentan trabajar en las zonas controladas por las empresas mineras. Mathy de 12 años lo intentó: “Los guardias de seguridad nos pidieron dinero, pero no teníamos... Ellos cogieron a mi amigo y le empujaron a un tanque que tenía gasóleo. Lloré. Yo tenía miedo, conseguí correr, escapar y esconderme, pero vi lo que pasó”.

El cobalto extraído por niños se compra y se vende sin que empresas como Apple se pregunten cómo, dónde y en qué condiciones se extrae. No investigar la cadena de suministro es una vergüenza empresarial.

Pide a Apple que investigue su cadena de suministro.