Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Territorios Palestinos Ocupados: continúa el drama de la población civil palestina

Niño palestino entre las casas destruidas por los bombardeos israelíes
Niño palestino entre las casas destruidas por los bombardeos israelíes, Gaza, el 21 de enero de 2009.
¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 39.542 firmantes

Petición antes del cierre

El gobierno de Israel sigue imponiendo serias restricciones a la libertad de movimiento en los Territorios Palestinos Ocupados, lo que profundiza aún más la dramática situación humanitaria de la población civil palestina.

Esta ciberacción está cerrada. Lamentablemente siguen en pie los sistemas de bloqueo y control a los Territorios Ocupados Palestinos que obstaculizan ilegalmente el tránsito de personas y materiales, incluidas materias primas básicas y artículos de primera necesidad. Amnistía Internacional continuará su trabajo para que el gobierno Israelí respete el derecho internacional humanitario, levante el bloqueo a Gaza y deje de restringir la libertad de circulación de la población en Cisjordania. Las preocupaciones de Israel por su seguridad, no justifican de niguna manera las continuas violaciones de los derechos humanos contra la población civil palestina.

Gracias a las más de 39.000 personas que han participado en esta acción.

 

Petición original:

Meses después de los bombardeos a Gaza en enero 2009, que causaron al menos 1300 muertes, la crisis causada por el bloqueo prolongado se ha agravado aún más.

El bloqueo de Gaza, que constituye un castigo colectivo para el  millón y medio de  habitantes, la mayoría menores, sigue en pie. Las autoridades israelíes niegan habitualmente la entrada en la Franja de materias primas básicas y artículos de primera necesidad, tales como dinero en efectivo, alimentos, material sanitario, combustible y materiales de construcción.

Los esfuerzos de rehabilitación prometidos por los donantes de la comunidad internacional están siendo bloqueados por parte de las autoridades israelíes, mientras miles de familias permanecen desplazadas y no pueden reconstruir sus casas.

En Cisjordania la situación también ha empeorado en el último año: han aumentado (un 60%) los asentamientos israelíes, se han incrementado los controles y los obstáculos físicos (de 602 en junio de 2008 a 632 puntos  en marzo de 2009) y en Jerusalén Este se multiplicaron por seis el número de nuevas viviendas aprobadas para ser construidas y posteriormente ocupadas por colonos israelíes.

Todas estas acciones constituyen gravísimas violaciones de los derechos humanos y un flagrante desprecio de Israel por el derecho internacional humanitario. Las preocupaciones de Israel por su seguridad, no justifican las continuas violaciones de los derechos humanos contra la población civil palestina.

Únete a Amnistía Internacional y pide al gobierno de Israel que desmantele de inmediato el sistema de bloqueos y controles que empeoran cada día la situación de crisis humanitaria de la población civil palestina.