Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Sri Lanka: 50.000 civiles atrapados por el conflicto

¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 7.890 firmantes

Petición antes del cierre

Aproximadamente 50.000 civiles se encuentran sin alimentos ni atención médica en el fuego cruzado entre las fuerzas del gobierno de Sri Lanka y el grupo armado de oposición Tigres de Liberación.

Esta acción ha finalizado. Agradecemos a las más de 7.700 personas que han firmado esta ciberacción. Desgraciadamente la crisis humanitaria en Sri Lanka sigue propagándose en el país, cuando la guerra alcanza sus horas finales tras la admisión de la derrota, según informes, de los Tigres de Liberación de Eelam Tamil (LTTE).

Amnistía Internacional trabaja presionando a la comunidad internacional para que se tomen medidas inmediatas y concretas para abordar esta crisis empezando por proporcionar un acceso inmediato y sin trabas a los observadores y el personal de ayuda humanitaria internacionales. En este sentido acoge con satisfacción la decisión tomada por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU de celebrar una sesión especial sobre Sri Lanka. La organización está solicitando que a iniciativa del Consejo de Derechos Humanos  se cree una comisión internacional para abordar el largo historial de violaciones del gobierno y de abusos de los Tigres de Liberación y otros grupos paramilitares.

Amnistía Internacional sigue haciendo seguimiento de las constantes, numerosas y graves violaciones de derechos humanos que recibe, como desapariciones forzadas, ejecuciones extrajudiciales, tortura y otros malos tratos, reclutamiento forzoso a manos de grupos paramilitares y violencia sexual, en el país y continuará su labor de denuncia.

¡Gracias por sumarte a esta acción!

 

Petición original:

Aproximadamente 50.000 civiles, entre los que hay menores, están atrapados en una crisis humanitaria que se agrava en el distrito de Mullaitivu del norte de Sri Lanka, sin alimentos ni atención médica y sometidos al bombardeo aéreo de las fuerzas gubernamentales de Sri Lanka y a los disparos de los Tigres de Liberación.

La ONU calcula que más de 6.500 civiles han muerto y 13.000 han resultado heridos en los combates desde principios de año. El Comité Internacional de la Cruz Roja, única agencia de ayuda con presencia permanente en la zona de guerra, ha calificado la situación de “catastrófica”.

Según informa el personal médico, las fuerzas del gobierno disparan indiscriminadamente sobre la zona y los hospitales son objetivo de los ataques. Al haberse negado reiteradamente el acceso de ayuda humanitaria, hay gran escasez de medicinas y ha empeorado el abastecimiento de alimentos, registrándose casos de desnutrición.

En respuesta a la constante presión internacional, el 23 de abril el gobierno de Sri Lanka se comprometió a no utilizar armas pesadas. Sin embargo, según el personal médico, sigue habiendo bombardeos en la zona.

Únete a Amnistía Internacional y pide al Presidente de Sri Lanka que proteja a la población civil en el Distrito de Mullaitivu que se encuentra atrapada en el conflicto entre las tropas gubernamentales y los Tigres de Liberación